2011-12-15 12:12 FC Barcelona Por: Administrador

El dedo de Mourinho sigue agrediendo y provocando



Los responsables de la pancarta de mal gusto: "Mou: tu dedo nos señala el camino", que ondea orgullosa y desafiante en el Bernabéu ante el beneplácito de los directivos del club blanco, se han propuesto llevar su provocación al límite amenazando con colocar ese mismo mensaje en las gradas del Camp Nou. Es el fruto de lo que Mourinho predica: violencia en los banquillos, violencia en el césped y, claro, violencia en la grada. Lo peor es que nadie les ha dicho a estos caballeros que si llevan esa pancarta a las gradas del Camp Nou estarán provocando al público que allí se congregue e incitando a la violencia. Seguramente es lo que pretenden.

Para colmo del recochineo, el responsable de la Peña La Clásica, Carlos Clara, lamenta hoy en Defensa Central que la pancarta fuera retirada el pasado sábado de su ubicación habitual en el Bernabéu a petición del FC Barcelona, porque él no la considera ofensiva: "Mourinho utiliza el dedo para dar instrucciones a sus jugadores, para celebrar los goles, para alentar a la afición. Ha sido la televisión la que ha tergiversado nuestro mensaje. Nosotros apoyamos al Real Madrid, y por ende, al entrenador, que en este caso en Mourinho. Además, incluso tenemos una campaña publicitaria para vender décimos de la Navidad con el lema “Tu dedo nos llevará al gordo”. No hay que buscar segundas interpretaciones". A este sensato caballero no se le ocurre relacionar el dedo de Mourinho con la agresión salvaje a Tito Vilanova. Y no lo relaciona a pesar de que la pancarta nació al día siguiente de la agresión cobarde de Mourinho a su colega de profesión, lo que deja al descubierto el cinismo que se esconde detrás de la pancarta. Sólo hace falta tener un mínimo de sentido común para entender el caracter ofensivo del mensaje para el FC Barcelona. Algo que entiende el mundo entero, que ya conoce más a al entrenador del Real Madrid por su habilidad para agredir con su dedo que por su palmarés y las excelencias del juego de sus equipos.



Y el caballero amenaza: "Por supuesto que volverá, esa pancarta y muchas más y no descarto llevarla al Camp Nou para el partido de vuelta". Veremos si eso es posible, especialmente porque la presencia de madridistas en el Camp Nou será ridícula después de las 700 plazas facilitadas por el Real Madrid al Barcelona en el partido del sábado.

 


Deja tu Comentario