2015-02-08 20:02 FC Barcelona Por: Administrador

El día que Bernd Schuster llamó borracho al malogrado Udo Lattek



Joan Tubau
Udo Lattek, fallecido a los 80 años en Alemania, era el técnico más cotizado de Europa cuando aterrizó en el Camp Nou para dirigir al FC Barcelona en 1981. Después de una época oscura, con Helenio Herrera y Kubala al frente del equipo, Núñez entendió que era el momento de imponer mano dura en el vestuario y optó por contratar a Udo Lattek, que había conseguido la gloria dirigiendo al Borussia Moenchengladbach de Simonsen, Jensem Stielike, Bonhof y Heymckes, entre otros, y al Bayern Múnich de Beckenbauer, Muller, Hoeness y Maier. Un entrenador con carácter que, además, era alemán y podría meter en vereda a la joven estrella blaugrana de la época, Bernd Schuster.

Udo Lattek llegó al Barcelona en el verano de 1981 y no pudo acabar la siguiente temporada. Fue despedido y sustituido por César Luis Menotti. El Barça cambiaba al entrenador a la medida de Schuster por otro técnico a la medida de su otro crack, Diego Armando Maradona. Lo cierto es que, pese a compartir nacionalidad, Schuster y Lattek nunca llegaron a congeniar. El futbolista alemán entendió que existía un trato de favor hacia Maradona y los celos podían con él. Protagonizaba un escándalo detrás de otro, se fugaba a Alemania cuando cogía un berrinche y desafiaba al entrenador. De Lattek llegó a decir en la prensa que era "un borracho que acudía bebido a los entrenamientos".



Esa fue una declaración de guerra en toda regla. Lattek amenazó con irse del Barcelona si el club no sancionaba como merecía al jugador. Y Schuster no estaba dispuesto a aceptar el mínimo castigo, amenazando igualmente con su marcha. Finalmente Núñez los citó en su propia casa a ellos y a la prensa. Primero resolvió el contencioso entre ellos con un apretón de mano ante los fotógrafos y luego ambos dieron las explicaciones pertinentes. Pero fue una paz pactada. Nunca se llevaron bien. Ese día Udo lattek dijo: "yo habría podido insistir en echarle y ahora Bernd  tendría que andar en busca de otro equipo".Lattek calificó de "monstruosa" la acusación de Schuster de que había acudido borracho a algunos entrenamientos. "En nuestra conversación con el presidente del Barcelona, Schuster tuvo que reconocer que no mantenía sus afirmaciones. Después se disculpó y yo acepté esas disculpas. En el pasado yo ayudé todo lo que pude a Schuster. Por ejemplo, tuve que mandar fuera a Simonsen, que ocupaba un puesto de segundo extranjero, a pesar de que Allan es muy querido en Barcelona".".

Después de todo aquel jaleo el Barcelona jugaba en El Sardinero ante ell Rácing. Los jugadores se dieron cuenta de la situación y acudieron a su técnico. Así lo recordaba Lattek:  "Antes del partido se acercaron a mí y me dijeron, 'míster, no tenga miedo que hoy lucharemos por usted', y después ganamos soberanamente por 0-4".

"La semana pasada sorprendió que con motivo del funeral por Udo Lattek, Bernd Schuster realizara unas declaraciones en las que aseguraba que echaba a Maradona la culpa del fracaso de Lattek en el Barça: "Estoy convencido de que Udo hubiera estado mucho tiempo en Barcelona y hubiera tenido éxitos si no hubieran fichado a Maradona. Las mentalidades de los dos eran como el día y la noche. Lattek siempre era consecuente en la búsqueda de sus objetivos y Maradona se tomaba las cosas con mucha tranquilidad. Cuando yo ya estaba en cama a las nueve de la noche, Diego empezaba a disfrutar de la vida nocturna".



Ciertamente Lattek y Maradona eran como el día y la noche, pero el técnico jamás tuvo un problema con Diego. En cambio con Schuster los tuvo todos, aunque ahora quiera escurrir el bulto.


Deja tu Comentario