2012-11-26 16:11 FC Barcelona Por: Administrador

El diario As deja a Mourinho por mentiroso



El diario As lo deja muy claro en su edición de hoy: no hay equipos que "controlen el calendario", nadie recibe trato de favor. El calendario, por tanto, no puede ser utilizado por Mourinho para tapar sus miserias. Además, es un recurso poco original. Ya lo utilizó en Inglaterra y en Italia. Al menos "The Special One" podría buscar argumentos más originales para culparlos de sus derrotas. Está claro que las derrotas no le sientan bien a este entrenador de nacionalidad portuguesa.

El diario madrileño responde a Mourinho atendiendo a su queja y las conclusiones son que Real Madrid y FC Barcelona han sido perjudicados por el calendario en la misma proporción. Sucede que cuando el Real Madrid es el beneficiado -como ocurre con los arbitrajes-, Mourinho calla y pierde la memoria. Pero tiene gracia que desde Madrid le tengan que recordar a Mourinho que le va a crecer la nariz como a Pinocho si sigue contando mentiras para justificar sus derrotas.



Así lo explica As: "Mou tiene razón, sí, en que el Madrid tuvo menos descanso por jugar el sábado ante el Betis cuando había ido a Manchester el miércoles. El Barça, por contra, tuvo un partido menos exigente en Moscú ante el Spartak el martes y luego jugó el domingo ante el Levante. Pero esa situación se dio a la inversa en septiembre. El Barça jugó el miércoles (19 de septiembre) ante el Spartak (en el Camp Nou, eso sí), para luego enfrentarse el sábado al Granada (ganó 2-0). Por contra, el Madrid jugó el martes (18 de septiembre) ante el City en el Bernabéu y luego jugaba el domingo ante el Rayo (partido del apagón que se disputó el lunes)".

As le recuerda al técnico mentiroso y manipulador que después de cada parón por las selecciones Barça y Madrid han recibido el mismo trato en cuestión de calendarios. El Barça ha jugado en total seis partidos en domingo y siete en sábado. El Madrid siete en domingo y cinco en sábado. El Barça ha jugado cuatro partidos a las diez de la noche por tres el Real Madrid a esa hora.

También se quejaba Mourinho de que después del clásico el Barça tenía el "priivilegio" de jugar antes que el Madrid, lo que sometía a los blancos a una presión extra de afrontar los partidos a once puntos. Eso ocurrió en cuatro de los cinco partidos disputados tras el Barça-Madrid. Curiosamente, la única vez que el Madrid jugaba antes y podía haber obligado al Barça a afrontar su partido ante el levante a cinco puntos de los blancos, el Betis se encargó de ampliar en tres puntos más las diferencias entre blancos y blaugranas.



Mourinho empieza a perder encanto y deja de ser creíble.

 
 

Deja tu Comentario