2014-02-14 16:02 Real Madrid Por: Administrador

El Diario Vasco denuncia a Busquets por provocador



El Diario Vasco publica en su edición de hoy una información en la que el barcelonista Busquets queda retratado como mal deportista, provocador y pendenciero. Poco a poco se va conociendo mejor al centrocampista culé, un maestro en las lides del teatro, un especialista en el arte de la protesta para dirigir al árbitro en su trabajo y un exponente claro de lo que es la provocación y la antideportividad en un campo de fútbol.

Busquets ha protagonizado numerosos escándalos a lo largo de su trayectoria, pero parece contar con inmunidad para cometer todo tipo de fechorías. Mientras el personal está hipnotizado con Pepe o Arbeloa, Busquets campa a sus anchas provocando la indignación en sus rivales. A Marcelo le llamó mono, a Motta le expulsó haciendo cuento y su teatro está a la orden del día en todos los partidos que juega.



En San Sebastián escribió un nuevo y triste capítulo de antideportividad y mala educación provocando al técnico local. Así lo explica el Diario Vasco: "Corría el minuto 89 del partido y la chispa explotó. Una fea e innecesaria entrada de Cesc sobre Canales en la línea de banda derivó en una concatenación de miradas, gestos y reproches entre jugadores y técnicos que ayer dieron mucho que hablar en las tertulias deportivas.

Al banquillo de la Real no le gustó esa acción de Cesc, que fue sancionada con una amarilla, y así lo hizo saber. Al parecer, Busquets reaccionó con una sonrisa displicente e irónica que provocó el enfado de Jagoba Arrasate, quien le contestó visiblemente enfadado que «también tenemos escudo». Todo ello señalándose el escudo txuri urdin de su traje.

La trifulca, en vez de ir a menos, fue a más, puesto que más tarde fue el banquillo blaugrana el que entró en escena. Su entrenador de porteros, el gerundense José Ramón de la Fuente, fue una de las personas que más ira suscitó en la Real, al igual que sucediera por cierto en el duelo de ida en el Camp Nou.

Txema Lumbreras, por ejemplo, un hombre que huye de las polémicas, tampoco se contuvo y sacó a relucir el orgullo de un club que había tenido motivos para sentirse ultrajado. Su gesto fue contundente, aunque a una decena de metros algunos de los futbolistas culés se olvidaron repentinamente del seny y los valores que con tanta frecuencia predican.

Adriano, Pedro, Tello, Xavi y el propio Busquets continuaron riéndose de la jugada anterior y de la reacción del cuerpo técnico txuri urdin sin percatarse de que las cámaras no perdían detalle. Fue una de esas pequeñas anécdotas que dicen mucho".  Los mismos que analizan con lupa las actuaciones de Pepe, Arbeloa, Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo son los mismos que miran hacia otro lado cuando Busquets hace de las suyas. Es hora de denunciarlo.

 


Deja tu Comentario