2014-03-30 19:03 FC Barcelona Por: Administrador

El dictador Cristiano la toma con Morata



Joan Tubau

No podía ser que lo que ve todo el mundo en cada partido, no fuera aprecidado por la afición del Real Madrid. Por mucha anestesia que le proporcione el aparato de propaganda de Florentino Pérez, le verdad siempre acaba imponiéndose. Y anoche la afición del Bernabéu descubrió la verdad de una vedette que sólo mira por él, que sólo quiere marcar goles para él y que le importa muy poco lo que le pase al equipo. No en vano, el Real Madrid gana menos que nunca desde que Cristiano Ronaldo viste de blanco. Muchos goles y pocos títulos. Mucho vedettismo egoista y poco beneficio para el equipo.



Anoche, en el transcurso del Real Madrid-Rayo Vallecano, la afición del Real Madrid estalló contra Cristiano Ronaldo harta de su vedettismo y de su egoismo cuando tomó la determinación de solucionar una jugada por libre, a su aire, mientras tenía a Morata solo y en inmejorable posición para fusilar el gol. Pero Cristiano no se la quiso dar a Morata. Prefirió intentarlo él porque Messi viene apretando fuerte desde atrás y a él lo único que le preocupa es ganar el pichichi y el Balón de oro. El Bernabéu entendió por dónde va el portugués y le premió con una sonora bronca por perder el balón ante Rubén en lugar de dárselo a Morata.

Cristiano no encajó bien los silbidos y asi se lo comentó a Sergio Ramos tapándose la boca. Cristiano, que suele ser el último en abandonar el terreno de juego, anoche se fue el primero del campo corriendo. Los demás compañeros se dirigieron al centro del terreno de juego para agradecer a los aficionados su apoyo. Cristiano no tenía nada que agradecer y se largó pitando. Está claro que la luna de miel de la afición del Real Madrid con Cristiano Ronaldo parece tocar a su fin. Nunca es tarde. Han acabando descubriendo los detalles antideportivos de un futbolista egoista que arrastra al Real Madrid por la senda de las derrotas. El gesto feo hacia Morata se une al que le dirigió a Gareth Bale en la anterior jornada, cuando el Real Madrid perdió en el Sánchez Pizjuán, llevado por una rabieta porque el galés decidió lanzar una falta que queria tirar él.

Lo de anoche ante el Rayo Vallecano puede ser el inicio del fin de Cristiano Ronaldo como jugador del Real Madrid. La última vez que pasó algo parecido, Cristiano se puso triste, le dijo a su presidente que quería irse y el Real Madrid llegó a la cuarta jornada de Liga a ocho puntos del Barcelona. Ese dia Florentino Pérez le dijo que si estaba tan triste y quería irse del Madrid sólo tenía que atraer el dinero de su cláusula de rescisión para fichar a Leo Messi.




Deja tu Comentario