2011-12-12 12:12 FC Barcelona Por: Administrador

El dineral tirado por Florentino este verano no sirve para nada



Un año más, Florentino Pérez fracasa en su proyecto de construir un equipo invencible y ganador. Después de hacerse con Cristiano Ronaldo, Kaká y Benzema por una millonada, tardó dos temporadas en lograr una mísera Copa del Rey. Y tras el Clásico, es lícito decir que tampoco han sido rentables los fichajes de este verano. De hecho, el ‘clan de los portugueses’ llegados en los últimos años no está a la altura de las grandes citas.

Mourinho fue el primero en no dar con el once, que salió como caballo inglés pero llegó como burro manchego. Sin embargo, Cristiano fue el gran culpable de que los blancos no superaran al conjunto de Pep Guardiola. Su egoísmo le jugó una mala pasada y demostró una vez más que es bueno contra los equipos más modestos, pero inútil frente a los grandes. Pepe entró a destiempo en todas las ocasiones. Y Coentrao estuvo pésimo, ya no sólo porque Cesc se le adelantó a la hora de rematar en el tercer gol, sino porque en esa misma jugada se desquició intentando robarle el balón a Iniesta, acción por la que perdió la marca del de Arenys.



Pero tampoco estuvieron a la altura ni Marcelo (muy poco deportivo al término del encuentro, por cierto) ni Di María, que falló mucho pese a demostrar un despliegue físico enorme. Y por no hablar de Sahin, Altintop o Varane, inexistentes totalmente en la pizarra de Mourinho y que han sido reclutados este pasado verano para engrosar el plantel.

Con todo, por otro lado, los fichajes llevados a cabo por la directiva azulgrana están resultando ser de lo más rentables. Cesc es el segundo máximo realizador del equipo por detrás de Messi, mientras que Alexis está en un estado de forma excepcional y lleva tres partidos consecutivos marcando. De este modo, la goleada del Barcelona al Real Madrid ya no fue tan sólo en el aspecto deportivo sobre el terreno de juego, sino también fuera de él por lo que a la política de fichajes respecta. 


Deja tu Comentario