2012-01-16 23:01 Real Madrid Por: Administrador

El doble rasero culé ante las actuaciones arbitrales



Este lunes amanece con el clamor de la sección culé de Madrid-Barcelona pidiendo penalti por la caída de Andrés Iniesta en el área, que le costó la tarjeta amarilla por su mala interpretación. Mundo Deportivo, sigue el ejemplo y reclama nueve fallos en contra del Fútbol Club Barcelona en lo que llevamos de campeonato, y el diario Sport no iba a ser menos, clamando contra el ‘antivillarato’. Viles falacias.

Los periodistas de la caverna mediática culé solo ven lo que les interesa. Reclaman el gol de Casadesús en Mallorca, el penalti sobre Iniesta, pero obvian jugadas claves en ambos choques que pudieron ser referentes. Del penalti de José Callejón en Mallorca pocos se acuerdan, así como de hacer referencia al inexistente penalti de Dorado en el encuentro del Camp Nou, pero está claro que ahora les toca llorar. Ver al Real Madrid a cinco puntos en la Liga asusta y no saben cómo poder reducir esa distancia.



Resulta cómico que en Barcelona se quejen de las actuaciones arbitrales, cuando los colegiados han sido sus más fieles aliados en los últimos cursos futbolísticos. Muchos intenta borrar de la memoria todos aquellos favores que los culés han recibido por parte de los ‘hombres de negro’, pero está claro que el discurso culé ha cambiado, y que la fortaleza blanca comienza a sembrar de dudas en el futuro azulgrana.

Todas estas quejas hacia los trencillas se viven con especial atención en los días previos al doble enfrentamiento que medirá a ambos clubes en los cuartos de final de la Copa del Rey. Los instigadores medios azulgranas quieren meter presión al estamento arbitral para granjearse su favor. En estos duelos, parte de las miradas se centrarán en la actuación de  Muñiz Fernández y Teixeira Vitienes, los cuales en el pasado ya han dejado claro su trato de favor hacia los azulgranas, ¿surtirá efecto su presión?


Deja tu Comentario