2015-11-09 18:11 Real Madrid Por: Administrador

El egoísmo de CR7 crispa a Kroos, Modric y James



Cristiano Ronaldo pasó inadvertido por Sevilla. El portugués, como el resto del equipo, no tuvo su noche en el Sánchez Pizjuán y apenas remató dos veces a portería. En una de esas ocasiones, decidió mal y sus compañeros no dudaron en recriminarle la acción. La polémica llegó en la segunda parte. Sergio Rico, portero del conjunto sevillista, sacó mal de portería y el balón le cayó a Modric en la frontal del área. El croata combinó con Cristiano esperando la pared, pero Ronaldo nunca le devolvería el balón. En su empeño por ser protagonista y querer ser el autor de los goles, decidió acabar la jugada y chutó desviado. Lo más grave es que no se percató de que a su derecha, completamente libres de marca tenía a tres compañeros solos que reclamaban el pase. Kroos, James y el propio Modric vieron atónitos como una gran ocasión de gol se iba al limbo por el egoísmo de Cristiano.

Lejos de callarse como en otras ocasiones, los tres futbolistas, en especial Modric y James, le recriminaron su mala decisión a Cristiano, con claros gestos con los brazos en señal de desaprobación. Los compañeros se crispan por el egoísmo de Ronaldo. En situaciones como las de ayer más vale pensar por el equipo antes que pensar por uno mismo.




Deja tu Comentario