Los medios madrileños que controla Florentino Pérez con mano firme exigen la dimisión de Josep Maria Bartomeu y acusan a los medios catalanes de "tapar" la verdad,  esa misma verdad que ellos no afrontan para denunciar la trama montada en Madrid para desestabilizar al Barça. Empezando por el juez Ruz, de filiación madridista, y acabando por Marta Silva, la persona, próxima a Florentino Pérez, que casualmente se ubica próxima a la acusación particular de la Agencia Tributaria por el caso Neymar. Florentino Pérez niega que en el palco del Bernabéu se muevan los hilos de España. Marta Silva, socia del Real Madrid, ex directiva de Florentino Pérez y asidua del palco del Bernabéu, está trabajando para hacer feliz al presidente del Real Madrid, el mismo que le reserva un lugar de honor en su privilegiada grada de los elegidos.

Florentino Pérez no le ha perdonado al FC Barcelona que le privara de su capricho Neymar. Está acostumbrado a salirse siempre con la suya sacando la billetera y no ha asimilado bien su fracaso en el fichaje de Neymar. A partir de ahí se inician las casualidades de la vida que son capaces de convertir a Leo Messi en el contribuyente que más paga a Hacienda en España -una buena vía para que se harte y se vaya del Barça-  y que aceleran con Neymar la burocracia judicial adelantando a toda velocidad los procesos pendientes del choriceo político que invade a este país y cuya resolución va para largo. Con Neymar hay prisa, especialmente si le da por hincharse a marcar goles que revientan entrañas de color blanco.



Bartomeu, sin nombrar  a nadie, ha dejado caer que el Real Madrid y el Gobierno de España están detrás de las desgracias que persiguen al Barça sin solución de continuidad. Ambos por motivos diferentes. Y es que Bartomeu no acaba de entender que se analice con lupa el fichaje de Neymar mientras se hace la vista gorda con operaciones opacas y más costosas, como las de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

Hasta Javier Tebas, presidente de la Liga Profesional de Fútbol, muestra su sorpresa por la celeridad con la que la Audiencia Nacional ha llevado los trámites: "me sorprende que con dos o tres días se pueda imputar a una persona cuando había muchos días para resolver ese problema. No lo veo dentro de lo habitual en el ámbito jurídico".

Sólo hace falta escarbar un poco, muy poco, para que el tufo mal oliente salga a la luz. Al margen de la filiación madridista del juez Pablo Ruz, que lleva el caso, casualidad, aparece una nueva casualidad: Marta Silva, la abogada general del Estado, un personaje clave en esta situación de acoso y derribo contra el FC Barcelona. Es  socia del Real Madrid, ex directiva y secretaria de la junta de Florentino Pérez entre 2004 y 2006 y asidua al palco del Bernabéu. Es también la encargada de lanzar los misiles contra el Barça desde su posición de Abogado del Estado en defensa de los intereses de la Agencia Tributaria. Aunque el abogado responsable del tema es Edmundo Bal - hay que cuidar las formas-, Marta Silva no queda al margen. Es la directora de los servicios jurídicos en defensa de la Agencia Tributaria, la misma que le busca las cosquillas a Leo Messi y ahora al Barça, a Neymar, a Bartomeu, a Piqué y a todo lo que se mueve de color blaugrana.



En las últimas horas las redes sociales van cargadas de denuncias contra esta situación de ventaja que disfruta el Real Madrid frente al FC Barcelona. El club de UNICEF, admirado en el mundo entero es ahora un club defraudador que roba a los españoles. Eso es lo que tiene que quedar de todo esto, al margen de los desbarajustes deportivos que puedan generarse. Es el momento de que el Real Madrid recupere ante España y el mundo la simpatía perdida en los últimos años.

@GuillenPuig74 es el creador de este tuit que sobre la cara de Marta Silva explica su curriculum madridista y profesional. Es uno más de las decenas de mensajes que corren de teléfono en teléfono expresando la indignación que produce el caso. Marta Silva es Abogada del Estado, directora de la Asesoría Jurídica del Tribunal de Cuentas y sobrina de Álvaro Lapuerta, ex tesorero del PP imputado por el caso Gurtel.

Madrid-Barcelona.com ya denunció en su momento, 6 de junio, la vinculación de Marta Silva con Florentino Pérez y la celeridad con la que se estaba moviendo el aparato jurídico del estado en relación al caso Neymar. Así se explicaba entonces la situación: 

"No debe sorprender a nadie el celo que la Administración pone para analizar cualquier anécdota que guarde relación con el FC Barcelona. El mismo interés que no existe para investigar lo mucho que de sospechoso rodea a las actuaciones de Florentino Pérez al frente del Real Madrid. Hacienda se ceba con Messi o con el contrato de Neymar, pero mira hacia otro lado cuando saltan los escándalos de Casillas o Xabi Alonso con la Agencia Tributaria o cuando Bankia financia con el dinero de todos los españoles los caprichos de Florentino Pérez.

Es normal que el FC Barcelona esté en el ojo del huracán mientras el Real Madrid disfruta de manga ancha para mangonear a su antojo sabedor de que nadie le va a buscar las cosquillas. La penúltima prueba, la presencia de Marta Silva en el palco del Bernabéu, como invitada de honor de Florentino Pérez, en el último clásico que se disputó allí. ¿Quién es Marta Silva? Sencillamente, la abogada del Estado que representa a la Agencia Tributaria que se ha encargado de escarbar en la operación que trajo a Neymar al Barça. ¡Qué casualidad! ¿El premio era ver un Real Madrid-Barcelona en el palco VIP más ambicionado de España como premio a los servicios prestados? Si no es así, lo parece. Por ética y por estética, esta señora podría haber tenido la delicadeza de huir de ese escenario. Pero está visto que no andan muy preocupados por el qué dirán.

Ya es casualidad que la abogada encargada de localizar porquería en el Camp Nou haya formado parte de la junta directiva de Florentino Pérez en el Real Madrid de 2004 a 2006. Mucha casualidad. Van tan sobrados que ni siquiera se preocupan de guardar las apariencias. Y mientras tanto, el presidente Pérez goza de inmunidad absoluta para organizar pelotazos más que cuestionables y financiar fichajes escandalosos echando mano de bancos que no financian al resto de españoles, pero que han necesitado ser rescatados por el Estado, con el dinero de todos los españoles, para hacer realidad con sus créditos los sueños de Pérez".