2012-07-31 16:07 Real Madrid Por: Administrador

El Espanyol le da al Barça con su misma moneda



Collet ha informado de que son dos los motivos que llevan al Espanyol a no aceptar la nueva fecha para el partido: "El primero de ellos es deportivo. Es un día entre semana en medio de dos jornadas de Liga, entre el Betis y el Atlético de Madrid. No nos viene bien. Siempre habíamos hablado que sería en la pretemporada".

Pero, además, el directivo ha explicado que "hay malestar con la Federación y la Generalitat por no hablar claro y habernos dejado solos en nuestra queja ante el cambio de fecha. Llevábamos cuatro meses hablando y todos habíamos acordado jugar hoy (31 de julio). Nosotros somos serios y cumplimos nuestros compromisos. Aceptar la nueva fecha, que cuenta con el beneplácito del Barça, supondría hacer ver que no ha pasado nada y bajarnos los pantalones".



El asunto se ha convertido en una de las polémicas del verano. Para hacer un repaso del mismo y que los lectores se enteren, haremos una recopilación de hechos:

- El Barça y el Espanyol acordaron la celebración del partido correspondiente a la Supercopa de Cataluña para hoy, día 31. También estaba previsto que se disputara la final de la Copa Cataluña entre el Nástic de Tarragona y el Manlleu. El propio presidente del Barça, Sandro Rosell, le prometió al presidente del Espanyol, Ramon Condal y a Andreu Subies, de la Federación Catalana de Fútbol, que el Barça acudiría a la cita con los mejores jugadores disponibles. En el acto también estuvo presente Artur Mas, presidente de la Generalitat.

- El pasado viernes, sin embargo, el Barcelona anunció que iría al partido a Cornellá con el equipo filial. Más tarde, Tito Vilanova confirmaba que el cambio de parecer correspondía a su negativa a ir con los jugadores del primer equipo por temas de preparación de pretemporada y riesgo de lesiones. Ante este cambio de actitud y las pérdidas que ello iba a suponer, la Federación Catalana suspende tanto la Supercopa como la final de Copa, con el consiguiente perjuicio para Espanyol, Nástic y Manlleu.



- No obstante, los estamentos del fútbol catalán (entre otras cosas, a instancias de los poderes políticos) intentan buscar una solución y proponer otra fecha para el partido. Es por ello que finalmente se opta por proponer a los clubes implicados la celebración del choque dos meses después, el 26 de septiembre. Para que no se diga.

- El Barça acepta esta nueva fecha, en un día de entre semana y en medio de dos jornadas de Liga. Sin embargo, como no hay compromiso por escrito de que los equipos tengan que acudir con los mejores jugadores disponibles, la entidad culé habría seguido insistiendo en jugar con los futbolistas del Barça B si así lo considera oportuno, según Radio Marca, por lo que es entonces en Espanyol el que considera la actitud del club blaugrana como una desfachatez y decide negarse a jugar la Supercopa en esta fecha.

Y en medio de todo el asunto se encuentran dos equipos como el Nástic y el Manlleu, que sin ninguna culpa de nada se quedan sin jugar un partido que habían merecido por derecho propio. Parece que esta vez no se salvará el Barça de quedar como el malo de la película y más en un tema que debe escocer mucho en el seno del club, que siempre se auto define como el defensor y el abanderado del sentimiento catalán en el mundo. Y por el contrario anda despreciando sus competiciones. ¿Hasta cuándo se seguirá intentando tapar la hipocresía culé?


Deja tu Comentario