2012-02-21 11:02 Real Madrid Por: Administrador

El Espanyol también deja en evidencia al Barça



El Fútbol Club Barcelona sigue en plan pesado. Las continuas exigencias de la entidad azulgrana están machacando de mala manera a la Real Federación Española de Fútbol, la cual comienza a hartarse de las  formas culés. Primero fue el Bernabéu, y después Cornellà-El Prat, los azulgranas querían jugar la final copera en territorio enemigo a toda costa. Salvar la temporada intentando ganar un título en territorio hostil es lo único que les queda para salvar su currículum, pero este hecho es, a día de hoy, imposible.

Real Madrid y Espanyol se han pronunciado: La final de Copa no se jugará en sus estadios. Está ha sido la contundente respuesta que ambas entidades han trasladado a la RFEF, cada uno de ellas argumentando sus razones, algo que ha vuelto a dejar en estrecha evidencia al Fútbol Club Barcelona, el cual parece no reponerse de su pataleta de niño pequeño de intentar enmendar sus errores con una situación que a estas alturas resulta hasta cómica.



La directiva de Sandro Rosell está quedando de nuevo en evidencia con sus exigencias y malas formas, algo que solo hace jugar en su contra, y dejarle nuevamente retratados ante la opinión pública.


Deja tu Comentario