2014-05-06 14:05 FC Barcelona Por: Administrador

El fichaje de Luis Enrique produce canguelo en Madrid



Joan Tubau

La posibilidad de que Luis Enrique pueda dejar al Real Madrid sin liga este fin de semana tiene a los medios madrileños/madridistas presos de pánico y víctimas de un canguelo que no les permite superar la certeza de que el técnico asturiano, un personaje odiado entre el madridismo, pueda ser el encargado de conducir  al Barça el año que viene por la buena senda y al Celta este domingo guiarle hacia la victoria frente al Real Madrid.



Los medios madrileños/madridistas se han sentido molestos por la decisión del FC Barcelona de pactar con su nuevo entrenador antes de que finalice la temporada. Como si eso no hubiera ocurrido nunca en el Real Madrid. Martino ya ha anunciado que no va a seguir y el Barça no se puede quedar con los brazos cruzados. Ha pensado en Luis Enrique, se le ha hecho una oferta, la ha aceptado y el año que viene dirigirá al Barça. Tan sencillo como eso.

Y los diarios deportivos madrileños, picados por la noticia, hablan en sus portadas de "Contubernio en Gavà a seis días del Celta-Real Madrid" o "Conflicto a la vista: Debuta contra el Madrid". Está claro que en el reino blanco no seduce la idea de que Luis Enrique pueda hacerle una jugarreta al Real Madrid antes de tomar el mando en el Barça. El riesgo de que eso suceda es tan grande que les lleva a permanecer en un estado de canguelo que no pueden sacarse de encima.

También el Real Madrid fichó el pasado año a Ancelotti antes de que concluyera la temporada y nadie se rasgó las vestiduras. La diferencia está en ese Celta-Real Madrid que puede ser el obstáculo que impida al Real Madrid conseguir un triplete del que llevan meses presumiendo.



Por eso atacan. Tomás Roncero decía añoche que "El Barça es un despiporre" y José Damián González añadía: "Es una indecencia porque el Tata es todavía entrenador del Barça". Este informador debe desconocer que el Tata ya ha avisado con antelación de que le vayan buscando sustituto y que, puestos a buscar indecencias, que mire en el Real Madrid, que encontrará muchas. Y Roncero ha soltado también otra perla deliciosa: "Lo de Zubizarreta y Luis Enrique es escandaloso. No se cortan. Lo de los valors ya huele. Luis Enrique metió al Barça un gol en el 5-0. Jeje". Y al Madrid vestido de blaugrana, y en el Bernabéu. Como su amigo Luis Figo, que también se puso las botas cada vez que tuvo al Real Madrid delante, cuando decía aquello de "Madrid, llorenes, saludad a los campeones".

Ese es el problema de Luis Enrique, que le metió un gol al Barça. Están acongojados, en pleno canguelo y tirando de cagómetro. Si Luis Enrique les aparta de la Liga van a tener que inventarse muchas conspiraciones judeomasónicas contra el Madrid, porque no lo van a aceptar.

El fichaje de Luis Enrique gusta cada vez más entre el barcelonismo. Tiene la asombrosa virtud de poner nervioso al madridismo más radical y hooliganesco. Y eso está bien.

 




Deja tu Comentario