2013-05-17 10:05 FC Barcelona Por: Administrador

El fichaje de Neymar progresa adecuadamente



Fede Peris

Raúl Sanllehí, el director de fútbol del FC Barcelona, lleva el peso de la negociación sobre sus espaldas. Una vez cerrado el acuerdo con el Santos a través de la reunión que mantuvo Rosell con Odilio Rodrigues en Madrid el pasado viernes, esta madrugada Sanllehí ha estado reunido en Brasil con  André Curi, agente que trabaja para el FC Barcelona y que es hombre de confianza de Rosell en Brasil, Marquinhos Malaquías, ayudante de Curi, y el padre del jugador. Sanllehí ha viajado para cerrar los flecos que quedaban pendientes. Sucede que esos flecos presentan una complejidad importante.



El Santos sólo posee el 45% de la propiedad del jugador. El resto está repartido entre la sociedad DIS (40%), su padre, que posee un 10%,  y un grupo de empresarios reunidos en la sociedad TEISA, que ostentan el 5% restante. Hay que pactar con todos. Y la primera parte de la negociación ha sido fructífera, hasta el punto de que esta madrugada diversos medios brasileños daban ya por hecho el traspaso del jugador al FC Barcelona, que acabará pagando más de los 42 millones de euros pactados en noviembre de 2011 por la intromisión de Florentino Pérez en una operación en la que nunca tuvo cabida porque las preferencias del jugador se han decantado siempre por el club blaugrana. El precio final, entre traspaso y comisiones, se acercará a los 60 millones de euros, de los que 10 millones de dólares han sido ya abonados en concepto de paga y señal.

Delcir Sonda, accionista de DIS, la empresa que posee el 40% de los derechos del jugador, afirmó anoche a RAC1 que "mucho tendrían que cambiar las cosas para que Neymar no acabe jugando en el FC Barcelona, difícilmente jugará en otro sitio. La previsión es que irá al Barcelona, porque el contrato está guardado con llave allí". Pero antes hay que salvar los problemas que planteó el padre del jugador, dispuesto a arañar algo más en la operación en concepto de comisiones antes de darle el visto bueno. Todas las partes implicadas desean cerrar la operación cuanto antes menos él, que es consciente de que el 30 de junio de 2014 su hijo quedará libre y lo que pueda generar su cambio de aires sería íntegro para él. Mientras el Santos y los empresarios están dispuestos a vender al jugador de forma inmediata, el padre prefiere esperar a la Copa Confederaciones convencido de que podrá sacar más dinero por su hijo. El acuerdo con el Santos y con los empresarios es total, ahora sólo falta vencer la resistencia del padre incrementando la cuantía de la oferta final. Sonda, el empresario que ejerce de portavoz del 40% de la propiedad del jugador, ha reconocido sus diferencias con el padre de Neymar y ha confesado que cuando se presentó la oferta del Real Madrid, por 60 millones de euros (la indemnización al Barça iba al margen), el padre quiso quedarse con su parte, que eran 24 millones de euros. Por eso Sonda le recuerda al Barça que el acuerdo no sólo debe producirse a través del Santos, sino también con su grupo de empresarios. "Le ha dicho dos veces a Sandro Rosell que nosotros tenemos el 40% de la propiedad y lo debe tener en cuenta", ha confirmado en RAC1. Incluso ha amenazado que si se alcanza un acuerdo sin contar con él, llevará el caso a la FIFA.

 
Y lo que Sonda quiere es que se cierre la operación cuanto antes, ya que el próximo año el jugador quedará libre y los beneficios que generaría su traspaso se reducirían considerablemente. Por eso puso en marcha una subasta con el Real Madrid y el Bayern Múnich esperando subir el precio, pero se topó con la clara voluntad del jugador de vestirse de blaugrana la próxima temporada.

El FC Barcelona deberá ejercer la diplomacia para tener al Santos, a los empresarios y al padre del jugador contentos, consciente de que el sí de Neymar ya lo tiene. En Barcelona Sandro Rosell espera que  juegue este domingo el Santos el partido de vuelta del Campeonato Paulista frente al Corinthians (1-2 en contra en la ida) para anunciar el mismo lunes la contratación de manera oficial. Antes se espera que sea el propio Neymar quien se despida de su afición y anuncie su fichaje por el FC Barcelona por 60 millones de euros, 20 más de los que tenía previsto la tesorería blaugrana. La formas de pago y los plazos, así como las cantidades fijas y variables en función del rendimiento del jugador, quedaron fijados el pasado viernes en Madrid en la reunión que mantuvieron Sandro Rosell y Odilio Rodrigues, presidente en funciones del Santos, a la que no fue invitado Sonda, de ahí su malestar por la forma como se están desarrollando los acontecimientos.



Neymar será, tras Messi, el futbolista mejor pagado de la plantilla. Su ficha se establecerá sobre los diez millones netos anuales, que suponen una tercera parte de lo que el jugador es capaz de generar a través de vías comerciales.
 

Deja tu Comentario