2015-03-11 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

El fútbol hace justicia con Jose Mourinho



Fede Peris

Como diría el propio Mourinho: "a mí me daría vergüenza perder así". Porque ni siquiera con un hombre más durante 90 minutos de partido, y beneficiándose de un penalti a favor, ha sido capaz el Chelsea de superar a un PSG heróico que ha puesto al descubierto las miserias de un entrenador que empieza ya a estar pasado de moda.



El París Saint Germain, el mismo equipo al que en la fase de grupos el Barça condenó a la segunda posición, ha eliminado al Chelsea en los octavos de final de la Champions League. Y eso que en la primera mitad ha sido expulsado de una manera muy rigurosa Ibrahimovic. Y eso que ha habido prórroga. Y eso que con inferioridad numérica el PSG ha sabido sobreponerse a un penalti absurdo. Heróica gesta del PSG que con los goles de sus dos centrales brasileños, David Luiz y Thiago Silva, ambos de cabeza y a balón parado, han hecho justicia al juego que hoy se ha visto en Stamford Bridge.

Se adelantó el Chelsea en el minuto 81 por medio de Cahil en un barullo en el área francesa. Y David Luiz igualó a poco del final con un certero remate de cabeza. En la prórroga, y a pesar de contar con superioridad numérica, el Chelsea no ha sabido ni ha querido aprovecharse del desgaste del rival y ha seguido practicando un fútbol rácano y mezquino. Se ha visto beneficiado de un penalti absurdo cometido por Thiago Silva, una mano tonta impropia de su prestigio, talento y experiencia. Parecía que el 2-1 sería inamovible por el cansancio acumulado y porque el Chelsea, amontonando hombres atrás, no se dejaría sorprender por segunda vez.

Pero Thiago Silva ha querido resarcirse de su error en el penalti y a cinco minutos del final ha obligado a Courtois a enviar a córner un certero cabezazo. A la salida de dicho corner, ha fusilado el empate que daba la clasificación al PSG y dejaba con un palmo de narices a Mourinho, "the special one" que empieza ya a acostumbrarse a perder todo lo que juega. Desde que ha vuelto al Chelsea no gana nada de importancia y ya abandonó el Real Madrid con un año en blanco. Su prestigio como ganador le ha abandonado. Antes justificaba sus patéticos y miedosos planteamientos con el resultadismo. Ahora sigue aburriendo a las ovejas y, además, pierde.



El fútbol ha hecho justicia una vez más en Stamford Bridge, en donde también premió al Barça en su momento a través del golazo de Iniesta. Esta vez el fútbol ha bendecido al PSG, que ha sido el único equipo que ha querido jugar. En el campo, mucho ex barcelonista: Ibrahimovic, Maxwell y Motta por el PSG. Y Cesc por el Chelsea.


Deja tu Comentario