2011-02-14 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

El gafe de la Champions en campo contrario



Parece mentira que en las dos temporadas de Pep Guardiola como técnico azulgrana, habiendo ganado una Champions y alcanzando la semifinal en la siguiente temporada, el Barcelona aún no haya ganado un partido fuera del Camp Nou cuando se trataba de una eliminatoria. Es, sin ninguna duda, un dato estadístico ciertamente extraño para un equipo histórico por sus éxitos y por su nivel de juego

Ya bien sea por mala suerte, victorias que se dejan escapar tontamente o alguna que otra derrota puntual, el Barcelona de Pep Guardiola suma un bagaje de cinco empates y dos derrotas en los partidos como visitante de los cruces de la Champions League.

Excepto la derrota en Milán ante el Inter por 3-1 que le costó la eliminación de máxima competición europea, en todas las eliminatorias precedentes, el Barça no sufrió efectos secundarios pese a no ganar en ninguna de sus salidas.

Empezando por la que le enfrentó en la previa de la Champions League 2008-2009 ante el Wisla. Aquel 1-0 en Cracovia se quedó en anécdota gracias al 4-0 que previamente había logrado el Barça en el Camp Nou. Tanto es así que el equipo de Guardiola acabó siendo campeón de Europa a pesar de no ganar en ninguna de sus salidas a partir de los cruces de octavos de final. Primero, con el 1-1 que se llevó de Lyon ante el Olympique, luego con el mismo marcador en Munich frente al Bayern y nuevamente con el mismo tanteador contra el Chelsea en Stamford Bridge, con el célebre gol de Andrés Iniesta ya en el descuento, que metió al Barça en la gran final de Roma.

A la temporada siguiente, la 2009-2010, el Barça volvió a empatar a uno en Stuttgart en octavos, en cuartos igualó a dos precisamente en el Emirates frente al Arsenal tras un recital de fútbol y después llegó la ya comentada semifinal ante el Inter. Todo ello arroja un balance total de ningún triunfo, 5 empates y 2 derrotas.




Deja tu Comentario