2014-01-31 09:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Gobierno de Rajoy sostiene que el Barça genera violencia



Joan Tubau

Esa es la respuesta parlamentaria del gobierno español al diputado de Esquerra Republicana, Alfred Bosch, que preguntó sobre los criterios que se siguen para que "las fuerzas de orden público confisquen o prohiban el acceso y exhibición de banderas esteladas en los recintos deportivos".



El criterio del gobierno de Mariano Rajoy es muy claro: "si bien es cierto que hay banderas o emblemas, que no constituyen en sí y de forma separada ningún tipo de infracción, cuando se trata de un espectáculo deportivo de masas donde convergen otras circunstancias como pueden ser, la rivalidad deportiva y/o regional, ideologías políticas de los distintos grupos de aficionados lugares de exhibición, etc., su exhibición puede provocar una reacción adversa y violenta por parte de unos sectores de aficionados". No explica nada, sin embargo, de la reacción que puedan provocar otras banderas o emblemas en recintos deportivos catalanes.

La ley explica que queda prohibido "introducir, exhibir o elaborar pancartas, banderas, símbolos u otras señales con mensajes que inciten a la violencia o en cuya virtud una persona o grupo de ellas sea amenazada, insultada o vejada por razón de su origen racial o étnico, su religión o convicciones, su discapacidad, edad, sexo o la orientación sexual". 

Es decir, que la exhibición de una estelada en un recinto deportivo, algo habitual en el Camp Nou, es algo peligrosísimo. Sin embargo, los símbolos nazis permanentemente presentes en el Bernabéu son sólo una anécdota. La ley añade que "la exhibición en los recintos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos de pancartas, símbolos, emblemas o leyendas que, por su contenido o por las circunstancias en las que se exhiban o utilicen de alguna forma inciten, fomenten o ayuden a la realización de comportamientos violentos o terroristas, o constituyan un acto de manifiesto desprecio a las personas participantes en el espectáculo deportivo".



Queda menos para que Mariano Rajoy declare la segunda equipación del Barça como anticonstitucional, quiza por incitar a "la violencia y el terrorismo". El peso de la ley, queda claro, siempre va en una dirección.


Deja tu Comentario