2012-10-08 23:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Gobierno se siente perjudicado por la imagen del Camp Nou



José Manuel García-Margallo, ministro de asuntos exteriores en el gobierno de Mariano Rajoy, sostiene que la visión del Camp Nou reclamando la independecia perjudica a la imagen que España ofrece al exterior. Y ha añadido: "Un país que ofrece una imagen de división interna en un momento de convulsión como el que vivimos, en un momento en el que todos los países del mundo están compitiendo por los capitales escasos, el ofrecer una imagen de desunión en vez de una imagen de esfuerzo compartido me parece una mala imagen".

Antonio Basagoiti, candidato por el PP a la presidencia de Euskadi, se ha manifestado en la misma línea: "el nacionalismo lo contamina todo, desde los productos vascos por la mala imagen que da en el resto de España, hasta el fútbol, por lo ocurrido ayer en el Camp Nou". "Después del partido de ayer en el Camp Nou entre el Barcelona y el Real Madrid he de decir que a mi, como vasco, me gustaría que lo principal en Anoeta o en San Mamés siga siendo el fútbol y que la política no llegue también a contaminar el fútbol. Lo ocurrido en el estadio catalán fue una utilización del fútbol para intereses políticos".



Y sobre las reclamaciones del Camp Nou el líder vasco ha dicho: "parecen más de una época franquista ya que se utilizó el fútbol para intentar hacer partidarios y hacer política, en lugar de disfrutar de un espectáculo de primera magnitud entre dos de los mejores equipos de España".

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha dicho hoy que tiene "el corazón partío" tras el clásico de ayer. Este personaje, que dice ser culé, ha afirmado que "a los culés cada día nos lo ponen más difícil". Esta es su gran oportunidad de cambiarse de bando y hacerse del Real Madrid. Un culé de verdad no tiene el corazón partío ante el Madrid. Si él lo tenía, mejor que se dé de baja y se abrace al madridismo, mucho más de acuerdo con su forma de proceder. Y restó el caballero importancia a los gritos independentistas del Camp Nou porque "fuera hay más culés que no gritan eso que los que lo gritan dentro". Y ha aprovechado para lanzar un dardo a Sandro Rosell porque dijo que "no iba a utilizar la política y que respetaría la mayoría". Y es que el señor presidente de Extremadura conoce muy bien la realidad catalana, mejor incluso que Sandro Rosell:  "más del 90 por ciento de los catalanes están de acuerdo con la Constitución y esa es la mayoría que se tendría que respetar, no la mayoría coyuntural de un momento como el actual".

El clásico FC Barcelona-Real Madrid y el comportamiento civilizado del Camp Nou expresando sus sentimientos de manera educada y respetuosa no ha sido bien entendido en España, como era de esperar.




Deja tu Comentario