2012-06-28 22:06 Real Madrid Por: Administrador

El gol de Özil no puede evitar la final España-Italia (1-2)



Los hombres de Joachim Löw han empezado mandando en el terreno de juego, dominando el balón en el centro del campo, pero ante una Italia queha llevado a su máxima expresión el "catenaccio" en estos primeros lances del partido. Özil y Khedira intentaban vascular con rapidez de un costado al otro, pero la zaga estaba muy bien armada y el "10" del Madrid no encontraba el hueco necesario para abrir el marcador.

Ante la impotencia alemana, Italia ha estirado sus líneas y ha llegado la primera ha llegado a cargo de Montolivo, que ha disparado desde la frontal con relativa facilidad. Seguidamente ha llegado otra de Cassano, pero Neuer de nuevo estaba atento y ha logrado atajar de primeras. Y ahí los de Prandelli han sabido leer a la perfección el partido. Sólo tenían que robar el balón en el centro del campo, justo donde Alemania se atascaba, y así ha llegado el primer tanto. Cassano ha recogido un balón en la izquierda y tras una genialidad se ha ido entre tres contrarios y la ha puesto de lujo a Balotelli, que ha superado a Bradstuber por arriba y ha adelantado a los italianos.



El segundo no ha tardado en llegar y ha seguido el mismo guión. Corte en el centro, balón largo a Balotelli y el delantero ha fusilado a Neuer. Con el resultado a favor han jugado más tranquilos y ello ha dificultado más el juego a Alemania. Los italianos han podido aparcar el “catenaccio” y han podido jugar más airados, tocando el balón y haciendo correr a los de Lów, que no entendían lo que estaba pasando. Y entre el buen partido que disputaban y la superioridad en la defensa, Italia ha ido fundiendo poco a poco a los germanos, que por lo menos han muerto matando con el gol tardío de Özil.

El mediapunta y Khedira han disputado todo el partido, pero han seguido la dinámica de sus compañeros y se han fundido poco a poco hasta casi desaparecer. Una chispa ha avivado el fuego y Özil ha podido recortar de penalti a tres minutos del final. Pero no era más que un último suspiro en la agonía de la hasta ahora subcampeona de Europa y de los últimos madridistas fuera de "La Roja" en esta Eurocopa.


Deja tu Comentario