Carlos Muñiz

Según Vanitatis el precio de la exclusiva por las fotos del hijo recién nacido de Iker Casillas y Sara Carbonero asciende a 300.000 euros. Sin embargo, ni el portero madridista ni su pareja, la mediática Sara Carbonero, tienen, al menos de momento, intención de hacer negocio a costa de su hijo. La prueba es la discrección con la que llevaron el embarazo y la decisión de mostrar a todos los medios las primeras imágenes del niño a la salida de Sara de la clínica.



Por otra parte, Casillas, que cuenta con millones de seguidores en las redes sociales, se ha encargado de quitarle morbo a su nuevasituación de papá colgando en las redes las primeras imágenes de Martín y haciéndolas extensivas a todos sus seguidores y admiradores, lo que deja claro que ni Iker ni Sara están por la labor de sacarle rendimiento económico al nacimiento de su hijo Martín.