2012-03-11 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

El insaciable Messi vuelve a la carga (0-2)



El Barça se presentaba en Santander caliente. El Madrid lo había vuelto a hacer. Jugando un pésimo partido contra el Betis, los blancos se habían llevado de nuevo la victoria con la inestimable colaboración del árbitro de turno. En esta ocasión, un pipiolo, Sagués Ozcoz, que sustituyó a un Iturralde González muy fuera de forma, que se lesionó en la primera mitad.

Y el pipiolo Sagués se tragó dos claros penaltis por manos y concedió un gol del Madrid con Khedira en fuera de juego. Más leña al fuego echó Mourinho con sus declaraciones, al calificar de hipócrita a Guardiola con el objetivo de desconcentrar.



Los azulgrana no cayeron en la trampa. Messi se encargó de responder a todas estas provocaciones de la mejor manera que sabe: con dos goles. El Barça impuso su fútbol desde el primer minuto, pese a las malas condiciones del terreno de juego. Las ocasiones no tardaron en llegar gracias a este control absoluto. Cesc, Iniesta al palo, Pedro… hasta que Messi se lanzó al suelo para rematar un centro chut de Cesc.

El Barça certificó esta clara superioridad con una posesión del 75%. El Racing no podía detener la avalancha azulgrana. En la primera parte, los de Álvaro Cervera no realizaron ni un solo disparo a la puerta de Valdés. El Barça merecía un mejor resultado y la sentencia llegó en la segunda mitad.

Noticia: penalti a favor del Barça



Un falta dentro del área a Cesc motivó que Del Cerro Grande señalase penalti favorable al Barcelona. No es difícil dirigir al equipo de Guardiola y Del Cerro en ocasiones se complicó la vida y en la segunda parte, los cántabros mostraron su lado más brusco como una entrada muy fea de Stuani sobre Busquets y un Bernardo con ganas de imitar a Pepe.

Las ocasiones del Barça siguieron llegando. Cuenca estrelló la pelota en el palo y Pedro mantuvo su escasa suerte con el gol. Disputó un muy buen partido, pero no acertó a la hora de definir. El Racing no puso nada de su parte para ganar y pese al cambio de entrenador, el equipo huele a Segunda. El Barça hizo lo que quiso y pudo haberse llevado una victoria mucho más amplia de El Sardinero.

Un estadio muy propicio para Messi. El argentino ha marcado siete goles en El Sardinero y es el campo, donde más tantos ha conseguido en Liga, incluido el 5.000 del Barcelona.


Deja tu Comentario