2011-06-09 17:06 Real Madrid Por: Administrador

El juego sucio de Messi



Mientras que la caverna mediática barcelonista se atreve a llamar cínico a Cristiano Ronaldo, desde el Camp Nou no son capaces de ver como su estrella, esa comprada a golpe de talonario a muy temprana edad, es el rey de las artimañas y de la antideportividad.

Leo Messi camufla con su cara de niño bueno el juego sucio que suele utilizar. El argentino, ese al que intentan hacer estandarte de la humildad y de los valores del barcelonismo, es capaz de propinar patadas a sus rivales sin el balón en juego, de escupir a sus adversarios y de lanzar codazos a diestro y siniestro. Eso sí, mientras a CR7  lo expulsaron por un manotazo a Welligton, Messi no ve ni una amarilla por acciones calcadas. Ya en uno de los Clásicos pudimos ver cómo se las gasta Messi hasta con el público lanzando un balonazo a la grada por tener mal perder. Esta es la verdadera cara del argentino:




Deja tu Comentario