2016-12-01 15:12 FC Barcelona Por: Administrador

El jugador que deja en ridículo al súper fichaje Alcácer



Fede Peris Sandro Ramírez es un producto de la cantera del FC Barcelona. Los dos últimos años, con Luis Enrique, formó parte de la plantilla del primer equipo del Barça como figura decorativa, hasta que alguien en la secretaría técnica decidió que no daba la talla para el Barça y que el cuarto delantero, el primer suplente del tridente mágico, debía ser un futbolista con pedigrí y mucho glamour. Entonces invitaron a Sandro a marchar del Camp Nou. Y, tan poco lo valoraban, que se fue al Málaga con la carta de libertad sin dejar un euro en caja. Lo mismo que Munir, al que enviaron al Valencia para hacerle hueco al megafichaje Paco Alcácer. Alcácer se ha convertido en motivo de chirigota en el fútbol español. Nunca 30 millones de euros aportaron tan poco: 0 goles en 10 partidos, uno con el Valencia y nueve con el Barça. Alcácer no marca desde el 24 de abril, con el Valencia. Anoche jugó como titular ante el Hércules. Parecía un partido que le iba como anillo al dedo para estrenarse como goleador y explotar en el Barça. Pero tampoco, un disparo a puerta en un lanzamiento de falta, y poco más. Crea tan poco peligro Alcácer en el Barça que cuando el equipo necesita gol Luis Enrique prefiere emplear a Piqué como delantero centro aunque el ex delantero del Valencia esté en el campo. Y mientras Alcácer confirma día a día su condición de fichaje estrellado del Barça, Sandro Ramírez, el que sobraba para hacer hueco a Alcácer, se ha convertido en una de las grandes revelaciones de la Liga. "Qué bonitos, qué bonitos, son los goles de Sandrito", dicen en Málaga. Ya lleva 6 goles en las 13 primeras jornadas de Liga, Dos menos que Luis Suárez y tres menos que Messi. Sandro lucha por convertirse en el máximo goleador español de LaLiga. Sandro le ha pintado la cara a la secretaría técnica del Barça y a quienes decidieron que no tenía nivel para jugar en el Camp Nou... y Alcácer sí.  
 

Deja tu Comentario