2011-09-19 20:09 Real Madrid Por: Administrador

El Levante demostró por qué viste de azulgrana



No sabemos si por casualidad o no, pero Levante y FC Barcelona son los únicos equipos de Primera División que visten de azul y grana. Con una equipación tan parecida, parece que las órdenes de Villar fueron las mismas que siempre: que ganen los azulgranas y que pierdan los que visten de blanco. Y para asegurarse de que así pasaba ahí estaba Turienzo Álvarez dispuesto a ser el jugador número doce del Levante.

Decir que el Madrid jugó mal es una realidad, pero no menor que tuvo que ser el jursto merecedor de la victoria después de haber tenido grandes ocasiones de marcar, sobre todo en el primer tiempo. Mientras tanto, el Levante usó todas las armas de las que dispuso para ganar. Podríamos hablar de que la expulsión de Khedira fue provocada por un viejo zorro como es Ballesteros, que Iborra debió ser expulsado por unas manos claras dentro del área o que Rubén volvió a demostrar que a Cristiano se le puede hacer lo que se quiera sin ser sancionado como entrarle por detrás sin contemplaciones….. Y es que parece que ante el Madrid está permitido hacer de todo, sobre todo si vistes de azulgrana.

“Mi equipo tiene muy buenos jugadores que rinden bien en grandes palcos pero no son capaces de adaptarse bien a la situación. La parte sucia del fútbol, la provocación, simulación, ganar tiempo... el Madrid ahí no esta cómodo. Para mí, fue culpa de mi jugador, que además lo sabía porque hemos hablado de estas situaciones. Khedira ha caído en la trampa. Lo sabía perfectamente y lo responsabilizo en parte por la derrota, no tengo problemas en hacerlo. El árbitro también tiene culpa porque no pitar un penalti y expulsión es mucho”, decía Mourinho en rueda de prensa con toda la razón del mundo. Y es que emulando a sus compañeros de vestimenta, el Levante no dudó en provocar hasta la saciedad de la mano de jugadores como Juanfran o Ballesteros o de tirarse al suelo como si les hubieran pegado un tiro ante el más mínimo contacto. Ni Alves, ni pedro ni Busquets jugaron ayer en el Ciutat de Valencia, pero los jugadores del Levante se impregnaron a más no poder de la teatralidad azulgrana.


Deja tu Comentario