2014-01-26 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

El líder de verdad baja de la nube al Real Madrid (3-0)



J. C.

Partido sin complicaciones para un Barcelona que, a igualdad de partidos jugados, demuestra que el Real Madrid se conforma tan sólo con estar por encima unas horas -no da para más- mientras los del Tata van a su ritmo demostrando su superioridad en la liga real, no en campeonatos ‘virtuales’.



El encuentro ha estado igualado, pero el Málaga apenas ha puesto en apuros a un Barça bien escudado por el mejor portero que hay en este momento en el mundo. Lo era tras sulesión y hoy sigue demostrando que aquella caída con la Selección Española no ha mermado ni mucho menos el estado de forma de un Valdéscuyo apellido ha sido coreado por el público en diversas fases del partido.

Pese a la igualdad de los primeros minutos, el Barcelona poco a poco vha ido entrando en calor y la maquinaria ha empezado a dar sus frutos. Engranajes de líder lo llaman. En el primer tiempo Piquenbauer quiso unirse a la fiesta de Xavi, homenajeado en la previa del partido, y marcó por segunda jornada consecutiva. Salida de un córner que el central aprovecha para de cabeza poner el primero, inalcanzable para el argentino Willy Caballero.

En el segundo tiempo apareció el Rey. Se ha convertido también el Rey de las asistencias. Pedro se aprovechó de la generosidad de Leo que en un buen remate al palo cruzado pone el segundo. A falta de Tello, bueno es Pedro, máximo goleador del Barcelona en Liga.



¿Y si Pedro se viste de Messi? ¿Y si Messi se viste de Xavi? Eso ocurre pocos minutos después cuando Messi coloca un balón impecable para que Pedro, con todo a su favor asista a Alexis Sánchez para que éste iguale a Pedro con doce tantos en su haber.

Tras estos dos goles el Barça se deja llevar, se siente cómodo en el terreno de juego, se gusta y gusta al público. Hay tiempo para otra ovación a Xavi, sustituido y aclamado por todo el Camp Nou. Y como todo son buenas noticias, Afellay pone la guinda del pastel y se vuelve a sentir futbolista año y medio después. Emotivo su regreso con el estadio volcado con él.

El encuentro termina con un equipo que se sabe líder, y que además demuestra una superioridad aplastante sobre sus rivales como pasa hoy con el Málaga. El líder de verdad, el de las 59 jornadas consecutivas, el líder de 2012, el de 2013 y el de 2014 le ha bajadi los humos al Madrid, que se ha visto rebasado por el Barça y por el Atlético en su virtual experiencia como líder. Les ha gustado muchi disfrutar de esa condición durante unas horas. Pero dice el refrón que poco dura la alegría en casa del pobre.




Deja tu Comentario