2014-11-30 17:11 Real Madrid Por: Administrador

El líder impone su autoridad en La Rosaleda (1-2)



Sergio Marco

Este Real Madrid, que está llamado a hacer historia en el fútbol, batió en La Rosaleda el récord de victorias consecutivas en poder de Miguel Muñoz (1960) y Jose Miurinho (20129 y camina con paso firme para batir el récord absoluto en poder del Barça de Rijkaard, que consiguió 18 victorias en la temporada 2005-06. De Málaga había que volver con los tres puntos y el objetivo está cumplido. Ahora ante rivales más débiles, como el Cornellá en Copa y el Ludogorets en Champions League, el récrod absoluto está más cerca que nunca. 



El Madrid impuso su autoridad en Málaga. Ganó por 1-2, pero el resultado no hace justicia a los merecimientos de uno y otro equipo a lo largo del partido. Sólo Kameni y la mala fortuna impidieron que el equipo de Ancelotti lograra otra de las goleadas a las que nos tiene acostumbrados esta temporada. El portero camerunés estuvo providencial sacando dos balones de Bale y Cristiano Ronaldo que ya se cantaban como goles en la grada de La Rosaleda. Pero no pudo evitar que Benzema adelantara al Madrid en el minuto 18 aprovechando una gran asistencia de Cristiano Ronaldo, que en Málaga no marcó, pero estuvo. Cristiano Ronaldo no se borra nunca, aunque no marque, como sucedió ante los malacitanos.

El Madrid se imnpuso al Málaga y al árbitro, que no quiso ver dos penas máximas de libro que se produjeron en el área malacitana: un agarrón a Cristiano Ronaldo y otro a Sergio Ramos.  Luego el árbitro sacaría fuera del área una falta de Welligton sobre Bale que se produjo dentro. Cosas que suceden y a las que el Real Madrid ya está acostumbrado. Aunque, eso sí, el árbitro estuvo clarividente para enseñarle dos tarjetas amarillas a Isco y enviarle a la caseta. nada nuevo en la viña del señor. El Real Madrid tiene ya muy estudiado eso de afrontar el final de los partidos con diez jugadores. La historia enseña mucho.

Afortunadamente, allí estaba Cristiano Ronaldo para peinar de cabeza el segundo gol a Bale y dejar el partido sentenciado. Luego, en el tiempo de prolongación, llegó el 1-2 del Málaga por medio de Santa Cruz. Demasiado tarde para evitar el triunfo blanco que deja al Real Madrid como líder sólido en la cabeza de la tabla y con amplias posibilidades de superar el récord del Barça de Rijkaard venciendo al Cornellá, Celta y Ludogorets. El futuro es blanco, blanquísimo.




Deja tu Comentario