2014-11-22 19:11 Real Madrid Por: Administrador

El líder resuelve sin despeinarse el trámite de Eibar (0-4)



Sergio Marco

Cierto que se le pusieron las cosas fáciles al Real Madrid con el 0-1 logrado por James y que llegó precedido de un flagrante fuera de juego de Benzema, pero el Madrid no ha ganado con contundencia (0-4) por el árbitro. La goleada ha sido el fruto de una superioridad aplastante de los hombre de Ancelotti sobre el once local. El Madrid ha aguantado el partido cuando ha querido y ha apretado el acelerador cuando le ha apetecido. Ha sido entonces cuando han llegado los goles. Han entrado cuatro. Si hubieran hecho falta, habrían entrado más. 



Tras el 0-1 (minuto 28), el Eibar ha intentado rehacerse, pero con timideza, sin apenas inquietar. Pero ha aparecido el imperial Cristiano Ronaldo y antes del descanso ha dejado el partido resuelto aprovechando una espectacular jugada de Carvajal y culminándola poniendo el balón en la misma escuadra. El binomio Carvajal-Bale sembraba el pánico por la derecha y el Eibar hacía lo que podía para contener la avalancha de juego que se le venía encima. 

En la segunda parte el Eibar le ha puesto voluntad y ganas, pero el Real Madrid imponía su ley asentado en el centro del campo por un gran Isco, esta vez complemento perfecto de Kroos. En el 69 llegó el 0-3 de Benzema y en el 79 el definitivo 0-4 de Cristiano gracias a una mano del defensa Albentosa dentro del área. 

Y a otra cosa mariposa. El Real Madrid prosigue su marcha irresistible hacia el títulos liguero. Por Ipurúa pasó el futuro campeón.




Deja tu Comentario