2012-11-04 09:11 FC Barcelona Por: Administrador

El líder también sabe ganar sin los goles de Messi (3-1)



Diez partidos: nueve victorias y un empate. Tito Vilanova, el que decía que iba a perder todas las comparaciones con Guardiola, empieza batiendo récords. No sólo los de Guardiola, también los de la historia del Barça. Nunca antes el Barcelona había comenzado tan bien una Liga. Nueve victorias y un empate: dedicado a los que dudaban, a los que vaticinaban el fin del mundo tras las salida del club de Guardiola.

El Barça de Tito Vilanova va camino de hacer historia y de ganar todas las comparaciones. Ante el Celta, un equipo muy trabajado y bien posicionado en el campo, ha llegado una victoria de oficio, de campeón. Una victoria que tiene también su lado amargo en la lesión de Adriano. La defensa parece gafada este año.



Y es que ha sido precisamente Adriano quien se ha encargado de abrir el marcador culminando una vistosa jugada de Pedro. Luego ha llegado el empate del Celta, en un fallo de coordinación defensivo, y Villa se ha encargado de dejar las cosas en su sitio antes del descanso. Luego, con la colaboración del árbitro, Jordi Alba ha redondeado el 3-1 definitivo. Al Barça no le gusta que le quiten y tampoco que le regalen nada. El go del l 3-1 ha sido conseguido en un clamoroso fuera de juego, un dato que queda para la estadística, aunque en nada ha beneficiado al Barcelona, que ya tenía el partido encarrilado.

En la segunda parte, Tito Vilanova, consciente de que el Celta podía crear problemas, ha ido a lo práctico, ha retirado a Cesc y ha puesto en su lugar a Bartra, devolviendo a la normalidad la defensa de tres con la que había empezado el partido. Durante la segunda parte el Barça se ha limitado a aguantar el resultado esperando una oportunidad para ampliar la ventaja. Todos han buscado a Messi a lo largo de los 90 minutos, pero esta vez no le han encontrado. Leo no ha tenido su día y no ha marcado, pero el Barça ha sabido sobreponerse y esta vez han sido otros los que se han encargado de materializar los tantos. David Villa, por ejemplo, que está en estado de gracia,  que hoy ha vuelto a salir como titular y que de nuevo ha sido sustituido aunque no daba la sensación de sentirse agotado.

En el minuto 89 Leo Messi ha metido el miedo en el cuerpo a los aficionados que se han dado cita en el Camp Nou. Buscando el gol que se le ha negado en todo el partido, no ha llegado a un balón y en el intento se ha producido dolor en una de sus rodillas. Ha sido atendido por el doctor Pruna y ha vuelto a jugar con normalidad. El Camp Nou contuvo la respiración mientras Leo era atendido. Afortunadamente, fue sólo un susto.



 


Deja tu Comentario