2014-01-26 19:01 FC Barcelona Por: Administrador

El liderato de mentirijillas colma de felicidad al madridismo



Joan Tubau

El más bravucón, como siempre, Tomás Roncero. Son ya 58 jornadas de una hegemonía del Barcelona que empezó en 2012, continuó en 2013 y se mantiene en 2014 sin que el Madrid sepa lo que es mandar en la Liga. 58 jornadas de humillación. Es normal que al pregonero mayor de Florentino Pérez se le vaya la olla y hable del liderato como si fuera esa Décima que siempre profecita y nunca llega. "El equilibrio ecológico del Madrid explica su liderato. Nadie le ha regalado nada a este equipo. El liderato provisional (¡no lo disfrutaba desde hacía 59 jornadas!) es fruto del trabajo bien hecho", dice Tomás Roncero, que acaba su artículo en As con un "¡LÍDERES!"



Y en twitter, en la misma línea: "Sería una gozada dormir esta noche en la cumbre", "Líderes en solitario con todo merecimiento", "El Balón de Oro no perdona. Es el líder del líder". Es evidente que hay mucha hambre atrasada, mucha ilusión por el liderato como algo excepcional, cuando históricamente la posición natural del Real Madrid fue con regularidad la de líder. Pero éste no es el Madrid de Bernabéu, el que ganaba -mejor no preguntarse cómo-, es el Madrid de Florentino, el que pierde, el que se quedó a cero títulos el pasado año, el que en la última liga de Mourinho perdió de vista al Barça y se le fue a 15 puntos... Mucha hambre atrasada y cambio de costumbres.

Por eso ahora un liderato de mentirijillas con trampas les sabe a gloria. Porque en el fondo están acostumbrados a escribir la historia así, a su conveniencia. El Madrid líder. No añaden que ha disputado una jornada más y que los dos equipos que hasta ahora han demostrado ser mejores tienen todavía la posibilidad de ganar tres puntos. Ese es el aspecto de la realidad que les puede estropear el titular y lo obvian. Y así viven, engañados con sus propias mentiras. Esta noche se han acostado líderes y lo han celebrado con cava madrileño. El Barça ganará esta tarde al Málaga, seguirá en su posición de líder y nadie lo celebrará. Es lo normal. Lo que se espera del Barça. Lo que ha venido sucediendo en las últimas 59 jornadas.

Y cuando el Barça gane esta noche al Málaga y restablezca el orden, su orden, saldrán con lo del villarato o con cualquiera de esas sandeces que figuran en su repertorio para justificar que el Madrid haya dejado de ser líder. Son así y no van a cambiar.



Lo otro, lo de celebrar un liderato con trampa es cosa de equipos pequeños. Se entendería que el Granada lo celebrara por todo lo alto si se encontrara en esta situación, pero ¿el Madrid? ¡Si Bernabéu levantara la cabeza y viera en qué se ha convertido su Real Madrid...! Antes el Madrid estaba acostumnbrado a celebrar títulos. Ahora se conforma celebrando Balones de Oro y lideratos con trampa.

¡El Madrid, líder! Eso, hoy en día, es un notición, aunque sea algo provisional y por espacio de 30 horas. Cada uno es libre de marcarse sus propios objetivos y de celebrar lo que considere más conveniente. Muchas felicidades por el éxito alcanzado. Y a disfrutarlo con salud.


Deja tu Comentario