2017-05-13 12:05 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

El lío de los 150 millones de Cristiano Ronaldo está a punto de prescribir



Alfredo Vidal

Los presuntos delitos fiscales de los que se acusa a Cristiano Ronaldo a raíz de la denuncia de Football Leaks prescribirán si antes del 30 de junio no se presenta una querella contra él. Las actuaciones del aparato judicial dan pie a pensar que ese es el objetivo perseguido tras la decisión del juez de prohibir la publicación de más datos sobre el tema y el silencio absoluto que muestran las autoridades judiciales sobre el caso, un actitud diametralmente opuesta a las ganas de investigar demostradas en los casos de Messi y Neymar.



Algo huele a podrido en la Justicia española, especialmente tras descubrirse las maniobras obscenas de la fiscalía en favor del imputado Ignacio González ex presidente de la Comunidad de Madrid. La Justicia ha actuado con saña contra Neymar y Messi. A éste un abogado del estado, dependiente de Marta Silva, amiga y ex directiva del Real Madrid a las órdenes de Florentino Pérez, llegó a tildarlo de "capo de una organización criminal". Y mientras se deja sobre Messi la sombra de la duda sobre su "criminalidad", Cristiano Ronaldo anda suelto sin que nadie quiera o pueda entrar a fondo con el caso de las denuncias destapadas por Der Spiegel  y El Mundo a raíz de unas informaciones ofrecidas por Football Leaks.

Silencio y que pase el tiempo para que Cristiano se vaya de rositas

Silencio y que pase el tiempo. Esa es la estrategia. Y el tiempo pasa. Mundo Deportivo denuncia hoy que si la Fiscalía no actúa sobre las acusaciones de un presunto fraude fiscal de 150 millones de euros cometido por Cristiano Ronaldo, los ejercicios fraudulentos irán prescribiendo inexorablemente y será imposible imponer sobre la estrella portuguesa el peso de la ley que ya se ejerció contra Messi y Neymar. 

Los presuntos delitos fiscales que se le atribuyen a Cristiano Ronaldo corresponden a los ejercicios de 2011, 2012 y 2013. Si no hay actuación inmediata en forma de querella antes del 30 de junio, el jugador portugués se irá de cositas respecto a los hechos que se le imputan en 2011 porque habrán prescrito. Y ese parece ser el objetivo, silenciar la acusación de desvío de 150 millones a un paraíso fiscal con el fin de eludir impuestos eludiendo el pago de los derechos de imagen. Así lo explica Mundo Deportivo: "Iniciada la inspección, el plazo de prescripción penal (cinco años) se detiene para que Hacienda pueda recabar toda la actividad delictiva, si la hay, y presentar sus conclusiones a la Fiscalía antes de 18 meses, que se cumplirán el próximo cuatro de junio. Desde el Ministerio de Hacienda se indica que el expediente se ha demorado porque la inspección no logró la información necesaria “por engaño de los asesores” del jugador, por lo que habría tenido que explorar nuevas vías para contrastar las informaciones vertidas por ‘Football Leaks’, por lo que el expediente se habría retrasado".




Deja tu Comentario