2013-04-23 09:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Liverpool le da una lección de valores al Real Madrid



El Liverpool ha reaccionado de forma inmediata y ha decidido imponer una fuerte multa a su jugador Luis Suárez para castigar un comportamiento que ha ensuciado la imagen de club señor de la entidad de Anfield Road. Suárez mordió en pleno partido a Ivanovic, del Chelsea, y la imagen ha dado la vuelta al mundo para vergüenza del histórico club inglés.

La reacción del Liverpool contrasta con la del Real Madrid de Florentino Pérez, que lejos de castigar los malos modos de sus profesionales, los jalea y ovaciona. Ocurrió con la agresión alevosa de Mourinho a Tito Vilanova (incluso aparecieron pancartas gigantes bendecidas por la directiva de Florentino Pérez a favor de la agresión) y ha ocurrido con lances protagonizados por Pepe o Sergio Ramos en acciones que nada tienen que ver con la deportividad y el fair play.



Pero no sólo es al Real Madrid a quien se le tienen que subir los colores. Ni la Federación ni la Asociación de Futbolistas y entrenadores españoles movieron un sólo dedo ante las "salvajadas" protagonizadas por profesionales del Real Madrid. En Inglaterra, al margen del tratamiento de "caníbal" que le ha dedicado la prensa inglesa a Suárez, la Asociación de Fútbol inglés ha anunciado severas sanciones para el jugador uruguayo. El director ejecutivo de la Asociación de Futbolistas Ingleses, Gordon Taylor, ha calificado de "decepcionante y vergonzoso" el comportamiento del jugador  y ha anunciado que "tenemos que trabajar duro en el control de su ira. Hemos preparado asesores en este campo y ofreceremos sus servicios al Liverpool y al jugador". De hecho, en el club se están planteando la expulsión del futbolista uruguayo de Anfield Road. Brendan Rodgers, el entrenador, ha dicho que "los jugadores siempre son reemplazables. No importa lo buenos que ellos piensen que son. Las normas de este club se han cumplido desde hace muchos años y por eso somos un club mundialmente respetado".

Cuesta mucho ganarse el respeto del mundo del fútbol y muy poco perderlo. De eso saben mucho en el Real Madrid.


 




Deja tu Comentario