2012-06-12 15:06 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid aniquila al Barça y se queda a un paso del alirón (85-59)



El primero en atravesar el aro ha sido el FC Barcelona en unos primeros instantes algo confusos pero que rápidamente han puesto las cosas en su sitio. Después de un primer intercambio de puntos, Sergio Llull ha hecho pública su carta de presentación con un triple espectacular que ha puesto el Palacio de los Deportes en pie y al Madrid por delante en el marcador, de donde ya no se movería en todo el partido.

Entonces ha aparecido el invitado sorpresa, el árbitro, que a los cuatro minutos del partido ya le había señalado al Madrid cinco faltas personales y había dejado fuera a Jaycee Carroll en lo que ha sido un intento banal de frenar el poderío y las ganas de ganar estos play off del Real Madrid. Carroll ha vuelto a la pista y con él la normalidad. Su presencia le ha dado posesión y control al Madrid, que ha sabido gestionar perfectamente estos últimos minutos del primero cuarto (25-23).



El segundo cuarto ha seguido la misma dinámica. Las chispas han saltado entre Mirotik y Rabaseda mientras el conjunto de Pablo Laso seguía haciendo de las suyas. Felipe Reyes ha entrado en lugar de Carroll y ha cumplido con el papel a la perfección siendo el máximo anotador del partido hasta entonces. Su asociación con Sergio Rodríguez ha sido letal y los mejores momentos del Madrid se han culminado con una combinación espectacular entre ambos que ha establecido la ventaja máxima hasta ese momento en el marcador con un 41-26 momentáneo que el colegiado ha roto señalando otra falta personal para los azulgranas. Nada que haya impedido al Madrid marcharse al vestuario siendo el claro dominador en el parquet y en el marcador (46-32).

 ¿Y el Barça? Ni ha existido. Se ha diluido a marchas forzadas y ha terminado siendo una caricatura de lo que ha intentado ser durante todo el año. La misma que demostró ser en la final de la Copa del Rey. Sin rumbo en la pista, sin acierto en el tiro y protestándolo todo ha terminado desquiciándose ante un conjunto infinitamente superior. Así ha sido como en el tercer cuarto el Madrid ha logrado llegar a ponerse 30 arriba en el marcador con un Reyes acertado al cien por cien. Pete Mickael ha sido la cara negativa del partido cuando, cumpliendo a la perfección con lo que implica vestir la camiseta azulgrana ha demostrado que no sabe perder, soltando puñetazos a diestro y siniestro y a espaldas del árbitro en la que ha sido la tangana del partido. Al final del tercer cuarto el partido ya estaba sentenciado (69-42).

El último cuarto ha sido apoteósico. Un resumen del partido. Los blancos se han regalado a ellos y a la grada un espectáculo de baloncesto en el que los jugadores han hecho lo que han querido con un Barcelona que aún estar muerto seguía intentándolo desde los 6,75, buscando un cambio de dinámica, pero este no ha llegado. De remontadas va la cosa en este play off. Remontó el Barça en el último suspiro en el Palau Blaugrana después de ir 17 puntos por debajo, lo propio hizo el Madrid en el siguiente encuentro, empatando la serie, y hoy la ha remontado dejando el global en un 2-1 que empieza a oler a alirón blanco.



La próxima cita será el miércoles en el mismo Palacio de los Deportes donde el Real Madrid puede poner el punto de inflexión en el ciclo del baloncesto español. Después de la Copa del Rey, la consecución de la ACB sería la estocada final a un Barcelona que ha pecado demasiado en los últimos años de su soberbia. Todavía queda mucha final por delante, pero de momento sólo uno ha dejado claro que está dispuesto a todo para llevársela.


Deja tu Comentario