2012-09-23 20:09 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid atropella al Barça y se lleva la Supercopa (84-95)



El Madrid ha sometido al Barça como ha querido en el primer cuarto. Los blancos han abrierto la primera brecha en el marcador con un contundente 9-14 al ecuador del primer asalto que el Barça ha intentado recortar en los minutos siguientes. Los azulgrana han enlazado algunos aciertos y se han acercado peligrosamente pero Mirotic con un triple ha golpeado de nuevo a los de Pascual. Al límite del descanso un triple de Wallace ha dejado al Barça de nuevo a cuatro puntos, pero la superioridad del Madrid, que ha anotado 30 puntos en los primeros 10 minutos, la ha zanjado con otro triple de Felipe Reyes que ha entrado sobre la bocina.

Nada parecía augurar lo que iba a ser un segundo cuarto en el que el Madrid ha terminado desapareciendo. Poco le ha durado la ventaja al conjunto blanco que ha visto como el Barça pisaba el acelerador hasta límites a los que este Madrid, con un estado de forma cuestionable a una semana del inicio de la temporada, no ha sido capaz de llegar. Laso ha apostado por defender la ventaja y la jugada no le ha podido salir peor. Ha retirado a Carroll y a Rudy Fernández, todo el potencial en ataque, y ahí el equipo se ha visto atascado hasta que la ventaja de 13 se ha terminado esfumando. No obstante el marcador no era el problema, sino la actitud de los jugadores que había sobre la cancha, que en las dos últimas jugadas han dejado síntomas de no saber a qué estaban jugando. Nadie se ha movido en la última jugada de ataque y en la contra Sergio Rodríguez ha lanzad un triple que se ha quedado a dos metros de la canasta. Había mucho que mejorar.



Eso les habrá dicho Laso en el descanso porque en el tercer cuarto han salido como un cohete. El Barça ha logrado empatar al inicio pero no ha sido más que un espejismo. Rápidamente el Madrid ha logrado abrir una brecha de 11 puntos que el Barça no ha podido soportar. Tan solo alguna acción aislada de los de Pascual parecía que hacía reaccionar al eterno rival, pero el Madrid ha sido el amo de este tercer tiempo y ha dejado 9 de ventaja en el luminoso.

El último cuarto, puro trámite. El Madrid se ha hecho amo y señor del partido y ha sometido como ha querido a los azulgranas. Laso ha movido los engranajes hasta lograr un equipo compacto y seguro, tanto en defensa como en ataque. El pase de Sergio Rodríguez atrapado y matado por Mirotic ha sido la definición perfecta de un partido que el Madrid, salvo en el segundo cuarto, ha tenido controlado de principio a fin. El Madrid se ha dado así un festín para consumar la venganza de la final de la ACB.


Deja tu Comentario