2013-02-27 08:02 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid bailó al Barça en el Camp Nou



Los 500 aficionados desplazados al Camp Nou vivieron una noche histórica, que comenzó con un Barça que, pese a llevar el mando del balón, en ningún momento mostró superioridad alguna en esa iniciativa estéril. Frente a los azulgrana, el Real Madrid dominó todas las facetas del juego. Controló el partido defensivamente, "mató" a los centrocampistas blaugranas en el centro del campo y machacó a su rival al contraataque.

Otra de las señas de identidad de este Barça, su capacidad para recuperar el esférico en campo ajeno, muy cerca del área rival, y con una enorme agilidad y velocidad, se ha perdido. El Clásico de anoche fue el primero de muchos en el que se pudo ver a Sergio Ramos y Varane, de nuevo imperiales, sacar el esférico jugado. Esto fue, poco a poco, provocando un contagio en sus compañeros, que cada vez más se animaban a tocar la pelota sin sentirse presionados o temerosos de perderla dejando espacios atrás.



El éxtasis llegó en el segundo tiempo. Con las líneas muy adelantadas, la defensa lejos de Diego López y el 0-2 en el marcador, el Real Madrid se dio el gustazo de bailar al Barça. Sesiones de toque y toque con los futbolistas culés, acostumbrados a lo contrario, corriendo detrás del balón sin poder recuperarlo y rezumando impotencia. Los aficionados madridistas no desaprovecharon la ocasión y acabaron cantando 'olés' en las gradas. El Barça recibió anoche su propia medicina. Y es algo que tardará en olvidar. Y cuidado, que aún queda el Clásico del sábado.


Deja tu Comentario