2016-01-14 17:01 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid cierra el grifo de todas las salidas



El Real Madrid tiene un problema serio con la sanción de la FIFA. Al añadido de que no podrá inscribir a jugadores hasta 2017, aparece el gestionar el apartado de salidas, que se había especulado que sería notorio dado la intención de mejorar y darle aire fresco a la plantilla. Visto que el panorama se tiñe de negro en lo que se refiere al mercado, el conjunto blanco ha tomado la importante decisión de no permitir ninguna salida del club hasta que finalice la sanción. Pese a que no hay impedimento para que el club pueda vender a los futbolistas que desee, la directiva ha cerrado el grifo  a cualquier salida. Ni Cheryshev, ni Isco ni, por ejemplo, Cristiano Ronaldo, jugadores por los que se apostaba que podrían cambiar de aires se moverán de las instalaciones del Bernabéu. Una situación que trastoca los planes de Zidane, que quería traer savia nueva y desprenderse de jugadores que considera que ya lo han dado todo en el Madrid, como eran Pepe o Arbeloa, entre otros. Además, al saber que nadie de la plantilla saldrá, teme que los jugadores se acomoden y no lo den todo en el campo. Como saben que lo hagan bien o mal no van a moverse del club, se teme por una relajación que sería muy peligrosa y que Zidane no quiere ni contemplar. El francés debe ponerse a trabajar para evitar que esta nueva situación que se abre se le vaya de las manos.

Deja tu Comentario