2013-07-22 18:07 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid de Ancelotti transmite buenas vibraciones



El italiano desplegó dos equipos distintos en el primer y en el segundo tiempo del partido, pero se pudieron ver detalles que evidencian que el plan del equipo durante la temporada será combinar la verticalidad que el Real Madrid de Mourinho tenía como bandera, con la presión y el control del esférico. Ahora, el equipo no será una apisonadora al contragolpe, lo será a través del juego.

Y para ello han llegado Isco e Illarra. El andaluz demostró en el primer periodo que el reto del Madrid no le asusta. Jugó con el mismo desparpajo que lleva meses enseñando en Málaga y en la Selección sub-21 y hasta se permitió pases de calidad a Cristiano, con quien promete formar una asociación mortal esta temporada. Si Özil y el '7' ya lo son, incluyan al '23' y les saldrá un trío de auténtico lujo.



Junto al ex del Málaga, un Illarra que ya dio síntomas de ser un buen faro alternativo a Xabi, si bien aún le queda un poco de recorrido y jugó en un segundo tiempo algo falto de intensidad. Tampoco tuvo a los compañeros presumiblemente titulares a su lado. Júntenle a Modric, Özil e Isco, con Ronaldo y Benzema por delante. Sale un grupo de futbolistas para guardar el balón, marearlo y avasallar al contrario.

Todo esto aderezado con un Carvajal que aporta, al fin, garra por una banda derecha desangelada en los últimos años en lo que ataque se refiere, y culminado con recursos de antaño, como las galopadas de Di María. Desde luego, piezas para poder jugar como antes no faltarían, pero además, este Real Madrid está aprendiendo a variar su discurso, a ser más dinámico. Tendrá argumentos para "bailar" como más le apetezca. Pinta bien.


Deja tu Comentario