2011-11-30 15:11 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid de baloncesto vuelve a hacer el ridículo con Rudy



Mientras el Barça ha actuado con prudencia formando una plantilla poderosa sin recurrir a la NBA a la espera de que se aclarara el conflicto que mantienen la patronal norteamericana con los jugadores, el Real Madrid, fiel a su precipitación y al desbarajuste que ha caracterizado a su sección de baloncesto en los últimos años, ha tirado la casa por la ventana con dos fichajes de relumbrón de la NBA, uno de ellos no deseado por el entrenador, y ahora se encuentra con que pierde tanto a Fernández como a Ibaka y que tiene que seguir sacando el talonario para compensar las pérdidas.

El aparato de propaganda blanco quiso hacer creer a la opinión pública que el Real Madrid podría deshacer el contrato que Fernández tiene firmado con Dallas Mavericks. Nada más lejos de la realidad. Le guste o no a Fernández, sus derechos están en poder del club norteamericano y allí tendrá que jugar lo que resta de temporada. Es normal que el jugador prefiera seguir en el Madrid, entre otras razones porque en Dallas no dejará de ser un suplente y porque el Madrid le paga el doble de lo que sus méritos le permiten cobrar en la NBA (1,2 millones de euros al año).



Fernández, que ya fue sancionado con contundencia por su anterior equipo, Portland Trail Blazer, por declarar publicamente que quería abandonar el club, deberá volver al redil de la disciplina de Dallas y agotar allí lo que le resta de contrato. Así, pues, Fernández se va a Estados Unidos y en su despedida ha dejado con un palmo de narices a los responsables de la sección de baloncesto del Real Madrid: “Voy con ilusión, pero sí que es verdad que si no tengo minutos allí, me plantearé otras cosas”. O lo que es lo mismo, si le van las cosas en Dallas mejor que como le fueron en Portland, Fernández dejaría en la estacada al Real Madrid. Todo depende de que cuenten con él o no en su equipo norteamericano.

Mientras tanto, el Barça, que pudo fichar a los hermanos Gasol, surgidos de su cantera y con los que ha estado contado en sus entrenamientos, no ha movido pieza y ahora conserva su plantilla intacta, sin necesidad de retoques y sin el mal ambiente que ha generado en el vestuario del Madrid la apuesta del club por jugadores que no van a continuar.

 



 

 


Deja tu Comentario