2015-07-27 16:07 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid de Benítez sigue creciendo y aplasta al Inter (3-0)



Ximo Puerta

Las sensaciones que rodean el inicio de la 'Era Benítez' no podrían confirmarse como más positivas. El Real Madrid, que en el último amistoso ya había pasado la mano por la cara a todo un Manchester City, prosiguió con su buen nivel a las pocas horas de haber aterrizado en China. Esta vez el contrincante era un clásico en horas bajas, el Inter de Milán, que en ningún momento pudo discutirle el encuentro a los 'merengues', muy sólidos atrás y haciendo gala de un gran repertorio de recursos en los últimos metros. 



Los blancos, que volvieron a empezar con Keylor Navas como meta titular, salieron de inicio con Cristiano y Bale como grandes referencias arriba. Quién tomó el protagonismo desde el inicio, sin embargo, fue Jesé, el tercer delantero en discordia. El canterano está respondiendo a la confianza del nuevo míster volviendo a parecerse a ese pedazo de futbolista que era antes de caer lesionado, y su buen estado se confirmó cuando abrió el marcador del partido con una jugada que se fabricó él mismo: recorte letal y definición con la zurda. El Inter apenas presentaba oposición mientras que el Madrid ratificaba su correcta progresión tal y como pidió Benítez nada más llegar al banquillo: solidez y esfuerzo colectivo para proteger la puerta y libertad y transiciones demoledoras para buscarles las cosquillas a los defensores rivales. Casi no se las encuentran al último de ellos, el portero Handanovic, que tuvo que emplearse a fondo en la primera parte para que no le cayeran más dianas, sobre todo ante la habitual insistencia de Ronaldo, que esta vez se quedó sin su tanto.

Ya en la segunda mitad, y como es lo lógico en este tipo de compromisos de rodaje, el entrenador español hizo rotaciones y moldeó su equipo con bastantes incorporaciones (una de ellas Kiko Casilla, que al fin debutó de blanco). El hambre y la concentración del grupo, sin embargo, no disminuyó. El central Varane, que se está reivindicando a las espaldas de Pepe y Ramos, se adjudicaría el segundo gol del encuentro con una acción de puro '9'. A medida que avanzaban los minutos, el marcador iba haciendo justicia con lo que se estaba cociendo sobre el césped, en parte gracias otra vez al buen hacer de Isco, que sigue enchufado y mostrándose muy determinante cuando entra en contacto con la pelota en las cercanías de la media punta.

Por lo bien que está iniciando la campaña, el malagueño ya debería ir teniendo asegurada una plaza en el once titular, si no fuera por la presencia de James, que entró por primera vez en juego y tampoco es que pasara ni mucho menos desapercibido. Los aficionados siguen teniendo muchas esperanzas depositadas en el colombiano, que acabó el curso pasado a lo grande y ha reaparecido con las pilas igual de cargadas. El Inter dio fe de ello cuando el '10' decidió cerrar el marcador con un auténtico golazo de libro directo. El disparo de James se mostró igual que el Madrid durante todo el partido: implacable, potente y decidido.        




Deja tu Comentario