2012-10-01 11:10 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid se pone a tono antes del clásico (5-1)



No ha empezado bien el partido para el Real Madrid. José Mourinho ha sacado un once inédito en el que Sergio Ramos ha vuelto al lateral derecho y Özil y Modric han salido juntos. El andaluz ha entrado en sustitución de Álvaro Arbeloa, que ha sentido algunos problemas físicos antes del partido, mientras en el centro repetía Raphael Varane. Por su parte, Luka se ha situado en la posición de de Xabi Alonso, a la vez que Özil se iba a su posición natural. Tantos cambios respecto a los últimos partidos han provocado que el equipo necesitara unos minutos para cuajar el sistema sobre el césped, en lo que ha llegado el primero gol de la noche, obra de Riki y que ha llegado más por un error en defensa que por los méritos de los gallegos, que han contado en esta su única ocasión del partido.

Y es que ahí ha despertado el Real Madrid que no ha tardado en darle la vuelta a una situación que empezaba a provocar los rumores de la grada. El Madrid estaba controlando y creando peligro, pero el gol no llegaba y el marcador era adverso. La ecuación sólo puede dar nervios como resultado. Pero entonces ha aparecido la nueva variante. Di María se ha metido en el área en una gran acción de velocidad y ha sido derribado sobre la línea. El colegiado Ayza Gámez, impecable en su actuación, ha señalado los once metros desde los que no ha perdonado Cristiano.



El Madrid no ha bajado la intensidad y así ha sido como a la media parte el resultado ya reflejaba un contundente 3-1favorable a los madridistas. Di María ha rematado un pase sublime entre líneas de Luka Modric para establecer la remontada y Cristiano de nuevo ha sido el autor del tercer al rematar en el interior de la pequeña con la cabeza un rechace del guardameta del Depor después de un disparo de Ramos.

En la segunda parte Mourinho ha vuelto a sorprender sentando a Özil y dando entrada a Ricardo Kaká, que parecía tener todavía el tirón y la motivación del pasado miércoles, cuando marcó tres goles ante el Millonarios. El brasileño no ha marcado, pero ha intervenido en el juego como hacía tiempo que no se le veía. Pepe ha puesto de cabeza el cuarto de la noche en lo que ya era una fiesta madridista después de un saque de falta y otra vez Cristiano ha sentenciado con el quinto y su tercer particular, también desde los once metros. Ahora espera el Ajax en la Champions y lo más importante, el clásico en el Camp Nou el próximo domingo. Partido al que llega el Madrid después de ganar holgadamente al Deportivo pero que encara el Barcelona después de ganar con las imprescindibles ayudas arbitrales.


Deja tu Comentario