2014-09-01 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid del "sextete" vive su semana trágica



Pedro Riaño

"Hoy en Cuarto Milenio el misterio de como joder un pedazo de equipo en tiempo récord". Es el mensaje enviado a través de twitter por el polemista y reconocido madridista Kiko Matamoros. Efectivamente, una semana le ha bastado a Florentino Pérez para destrozar el equipo de La Décima, el orgullo del madridismo. En esta "semana trágica" Pérez  ha despedido a Di María y Xabi Alonso, que se han sumado al adiós de Diego López, ahora triunfador en el Milan. En una semana el Real Madrid ha pasado de perder la Supercopa a navegar en el infierno de Anoeta con goleada incluida. En una semana el Madrid ha dejado de ser un equipo respetado para convertirse en una caricatura de equipo.



En esta misma semana Florentino Pérez ha fichado al tal Chicharito como solución a todos sus males, un fichaje que despierta en el madridismo el mismo interés que Douglas entre el barcelonismo. La diferencia es que mientras en el Madrid presentan a su "fenómeno" como un galáctico, en Barcelona lo esconden y lo cuelan por la puerta de atrás. No se pueden hacer peor las cosas. Es el resultado de la política galáctica de un presidente que necesita renovar sus mercados para entrar a saco con ACS. Ahora toca el mercado mexicano. Y por eso está Chicharito en el Madrid, para que ACS saque provecho. Este Madrid, calificado por sus pelotas mediáticos oficialistas como "imperial", ha perdido su crédito y su imperio. Ya ni Ancelotti tiene la silla garantizada porque si esto no mejora pueden caerle palos de todas partes, incluida la zona noble del Bernabéu.

El presidente Pérez se ha convertido en el mejor aliado del Barcelona. En lugar de reforzar al campeón de Europa lo ha debilitado. Ha cambiado a Di María por un chaval que llora más que juega. Ha dejado a Casillas en su sitio mientras Diego López enamora en Milán, ha cambiado a Xabi Alonso por Kroos, a quien más que despistado se le ve despistadísimo. Y Anoeta, como antes el Atlético en la Supercopa, le ha sacado los colores a un equipo que vuelve a vivir del recuerdo del pasado, con poco presente y peor porvenir.

Florentino Pérez ha jugado con fuego y se ha quemado. Ha hecho y deshecho a base de caprichos personales y el resultado no deja lugar a la duda: el Real Madrid ha disputado este año 9 partidos, ha ganado 2, ha empatado otros 2 y ha perdido 5. Un día Florentino Pérez salió en globo del Real Madrid dejando un pufo tremendo a sus espaldas. La historia puede repetirse. Y el que venga detrás que arree con los James, Chicharitos y demás cracks de medio pelo. Queda claro, por si había dudas, que el Real Madrid, este Real Madrid, es poco más que un jugador. Y hace falta algo más que un jugador para ganar el sextete del que tanto habló el aparato de propaganda de Pérez. El Barça fue bastante más que Messi cuando lo consiguió.




Deja tu Comentario