2012-02-20 16:02 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid empezó a ganar la Copa en los despachos



Uno de los grandes destacados del triunfo blanco sobre el Regal Barcelona en la final de la Copa del Rey de baloncesto, el escolta américa Jaycee Carroll fue inteligente el pasado verano cuando firmó por el conjunto blanco en detrimento de la oferta azulgrana. El máximo anotador del pasado curso de la ACB con el Gran Canaria tenía ofertas de ambos clubs, pero este no lo dudo, y eligió lo mejor para su carrera, jugar de blanco, los primeros que se interesaron por él.

El Madrid se movió rápido. Antes de que finalizara el campeonato ya había contactado con uno de los grandes nombres propios del campeonato: Jaycee Carroll. El Madrid no quería perder la oportunidad de contar con sus servicios para esta temporada, pero como de costumbre, el Barcelona intentó torpedear el fichaje del de Wyoming. Carroll fue inteligente y consecuente con sus actos. La palabra estaba dada al Real Madrid y no cambiaría de bando. El Barça se daba con la puerta en las narices, contar con Carroll era imposible, el Madrid les había ganado la primera batalla, pero la más sangrante estaba por llegar, cuando el ex jugador del Gran Canaria se convirtió en una de las máximas estrellas de la final de Copa en el santuario azulgrana.



Una demostración de cómo hacer las cosas de la directiva madridista a la culé, la cual parece que llega tarde a todas. Carroll dio por válida las buenas formas madridistas, y no vio nada bien los movimientos del eterno rival blanco, dejando a estos de bruces y sin conseguir su fichaje. Ayer, le devolvió sus malas artes con unos números que asustan: 22 puntos en 18:38 minutos, con 3 de 3 en triples y con una valoración de +27. Todo un retrato.


Deja tu Comentario