2012-01-16 15:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid es peor y el Barça es mejor



El Barça ya dejó bien clarito la pasada temporada que es superior al Real Madrid. Algo tan evidente movió a Mourinho a buscar soluciones. A saber: Sahin, Altinthop, Coentrao y Varane. Ni uno sirve para mejorar el complejo de inferioridad que se ha implantado en la Casa Blanca respecto al Barça. Y,  por su parte, Guardiola ha incorporado a otros cuatro para seguir dándole candela a los blancos: Cesc Fàbregas, Alexis Sánchez, Thiago Alcántara e Isaac Cuenca. Todos titulares. Los cuatro han mejorado al Barça anterior. Así las cosas, como diría el castizo, blanco y en botella. Unos siguen igual y los otros están mejor.

Por eso sorprende ese clima de euforia permanente que se ha instalado en Madrid. Mucho presumir de capacidad goleadora y a la hora de la verdad Mourinho va a imponer los principios fundamentales de su movimiento, esos que dicen que un cero a cero en casa es un gran resultado. Eso es lo que dijo en el último duelo de ambos equipos a doble partido. O sea, que el equipo más goleador del mundo mundial esperará al Barça acongojado, como siempre, rezando para que no le metan un gol y para tratar de sorprender luego en el Camp Nou con alguna jugada aislada de chiripa. Más de lo mismo.Y Pepe de líder espiritual en el centro del campo. Mourinho no tiene mejor antídoto para contrarrestar la excelencia del Barça en el centro del campo que situar ahí a su mejor repartidor. Es una manera de asegurarse la coartada de las tarjetas rojas que luego le permitirán ganar en la sala de prensa el combate que no sabe ganar en el campo.



Total, el Madrid ha logrado ocho goles más que el Barcelona en la primera vuelta y ha encajado también seis más. La diferencia entre unos y otros está en los penaltis que, como siempre, caen más a favor del bando merengue por la gracia de Dios y de ese villarato que se empeña en teñir la liga de color blanco.

Este derby copero será como los demás. La cantera y el talento blaugrana contra la cartera y la agresividad blanca. Sólo queda esperar a que los colegiados se comporten y ni den ni quiten nada a nadie, que bastantes vergüenzas lleva ya acumuladas Mourinho en un historial repleto de dudas y sospechas como para añadir un nuevo ataque a la deportividad y el fair play. La táctica del dedo en el ojo no le funcionó. Alguna sorpresa nos tendrá guardada para la ocasión, porque lo del "por qué" ya no cuela. Está en su segundo año maravilloso, en el periodo anunciado para su ascensión a los altares, pero en ese segundo año ya lleva dos derrotas y un empate cuando el color blaugrana se le cruza y nubla su vista. ¡Menudo año le espera!


Deja tu Comentario