2012-11-01 14:11 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid está de celebración



En su columna de hoy en el diario As, Tomás Roncero no puede ocultar su inmensa felicidad porque a Mourinho se le ocurrió alinear a cinco canteranos para darle réplica al Alcoyano. Es curioso que mientras el Barça juega habitualmente con siete u ocho canteranos y Tito Vilanova ha decidido afrontar en breve un partido oficial con un equipo compuesto al cien por cien por jugadores de casa, el Real Madrid hace sonar las campanas porque puntualmente, en un partido, han jugado cinco canteranos.  Es comprensible, lo habitual es que, como mucho, jueguen dos: Casillas y Arbeloa. Todo lo que pase de ahí ya es un exceso en aquella casa. Dice hoy en As un feliz Roncero:

"Sí, hay cantera. El míster desconfía de todo aquello que sale de Valdebebas, pero espero que después de lo sucedido anoche en El Collao cambie de opinión. En el once inicial tiró de cinco baby-titulares (Adán, Nacho, Alex, Callejón y Morata), a los que se añadió en la segunda parte el nombre de la noche: José Rodríguez. Con 17 añitos, el número 34 del Madrid dibujó un gol que diferencia a los mediocres de los talentosos. Este jugón de Villajoyosa pisa la pelota con garbo, levanta la cabeza antes de diseñar y circula con mucho sentido común. Le vi hace un año en un torneo juvenil en Mahón, con Ramis de entrenador. Le noté un poco cohibido, pero cada vez que cogía la pelota se palpaba algo determinante en esas edades: ahí existe un jugador de fútbol de los pies a la cabeza. Espero que el pulso Mou-Toril no le afecte. José triunfará aquí...".



Roncero sabe que el triunfo de José Rodríguez en el Real Madrid no depende de que pise la pelota con garbo o simplemente destaque sobre los demás. Sólo que Toril confíe en él, sus virtudes pasarán a un segundo plano para convertirse en un proscrito. Es así de sencillo. Así funciona el Real Madrid de Mourinho que vive de espaldas a la cantera.


Deja tu Comentario