2011-09-14 22:09 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid estrena su equipación roja con victoria (0-1)



El Madrid pudo golear y acabó pidiendo la hora. Si en los dos primeros partidos de Liga los hombres de Mourinho habían demostrado su eficacia goleadora, en esta ocasión estuvieron faltos de puntería sobre la portería rival.

Desde el primer minuto de partido se pudo ver a un Madrid con ganas de finiquitar pronto el partido y ya en los primeros minutos Cristiano Ronaldo tuvo en sus botas el primer gol del partido. Con un Dinamo de Zagreb muy valiente tirando las líneas muy hacia arriba, el Madrid gozó de los espacios suficientes para que Benzema, Cristiano, Di María y compañía combinasen a placer. Con un Xabi Alonso incomensurable en el centro del campo tirando pases magistrales a diestro y siniestro el Madrid gozó con un buen puñado de buenas acciones para adelantarse en el marcador sin conseguirlo. Benzema, que envió una al palo, Cristiano, Coentrao o Di María tuvieron el gol en sus botas pero la falta de puntería y el buen hacer del portero del Dinamo provocaron que se llegase al descanse con empate en el electrónico mientras Mourinho veía el partido desde un palco privado acompañado de una gorra. Cabe añadir que Casillas, como siempre evitó cualquier alguna buena ocasión con la que contó el conjunto croata. Mientras el Barça se las come dobladas, el Madrid demuestra que no admite despistes pese a que el arbitraje perjudicaron los intereses del conjunto blanco...

Tras la reanudación, el partido se embarullo gracias al buen hacer de la defensa del Dinamo y la impaciencia del Madrid. Cuando mas lejos parecía estar el gol apareció Di María para lograr el que sería el único gol del partido. Tal y como ya pasó la temporada pasada en casa del Auxerre, el argentino apareció para desatascar un partido embarullado con un disparo inapelable que se coló por toda la escuadra. Primer gol del Madrid en esta Champions y el primer tanto que anota el conjunto madridista vistiendo de rojo.

Tocaba sentenciar el partido pero nuevamente la impaciencia y una gran Kelava – El Madrid está descubriendo a grandes porteros en cada partido – provocaron que el partido no se resolviera por la vía rápida. Con un Madrid con diez tras la expulsión de Marcelo, merecida por cierto, el Dinamo se acercó más a la portería de Casillas. 0-1 final, debut de la equipación roja sin demasiado brillo y el Madrid que suma los tres primeros puntos en la Liguilla y se coloca de primero de grupo



Deja tu Comentario