2013-12-15 13:12 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid exigirá justicia y recurrirá por la primera tarjeta a Ramos



Carlos Muñiz

Sergio Ramos fue amonestado por Clos Gómez en el minuto 32 del Osasuna-Real Madrid disputado ayer en El Sadar. Según consta en el acta, la tarjeta amarilla fue "por derribar a un contrario en la disputa del balón". Luego, en el minuto 43, Ramos vería la segunda tarjeta amarilla por "golpear con el brazo de forma temeraria a un adversario, en la disputa del balón".



El Real Madrid sostiene que en la primera amonestación, Ramos no sólo no derriba al contrario sino que prácticamente ni le toca, de ahí que en su alegato ante el Comité de Competición reclame que el castigo sea suspendido. El quebranto que le supone al Real Madrid el error de Clos Gómez es incuantificable, porque una falta que no existió puede dejar al equipo de Ancelotti sin centrales para afrontar el próximo partido ante el Valencia.

Ya llueve sobre mojado con Clos Gómez y el Madrid no está dispuesto a dejarse pisotear.

 







Deja tu Comentario