2015-11-22 16:11 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid hizo juegos de manos para acallar la bronca final



La del sábado no fue una tarde buena en el Santiago Bernabéu. El público que acudió al partido terminó convirtiendo los pitos iniciales a Gerard Piqué en pitos hacia su directiva y jugadores. La jugada le salió mal a Florentino Pérez, porque los papeles blancos que se pusieron sobre los asientos del feudo blanco para hacer el mosaico antes del encuentro sirvieron para la ‘pañolada’ final hacia su persona (además de entrenador y jugadores).

En el descanso, el Madrid no se lo esperaba y recibió una sonora pitada, entonces, no pudo reaccionar deprisa, pero al finalizar el partido, se puso el himno del club bien alto para que no se pudieran escuchar los pitos: aunque como se acabó viendo, no se consiguió el resultado esperado.




Deja tu Comentario