2015-01-06 21:01 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid llora por la "muerte" de Zubi



Sergio Marco

La decisión de Josep Maria Bartomeu de destituir a Andoni Zubizarreta, no por su ineptitud sino por unas declaraciones, ha sembrado la preocupación en el Real Madrid. No en vano, como hoy recuerda el diario As, el destituido director deportivo culé se había gastado 442 millones por 16 jugadores en cuatro años en un proyecto que ha servido para finiquitar el mejor Barça de su historia y dejar paso al dominio hegemónico y aplastante del Real Madrid. Al club blanco le interesaba que todo siguiera igual en el Barça, pero el cese de Zubizarreta supone un contratiempo. La duda, sin embargo, ahora es si el que venga a sustituirlo será capaz de hacerlo todavía peor.



De cualquier forma, el clima de conflicto bélico que vive el Barcelona supera con creces la decepción por la marcha del principal aliado que tenía hasta ahora el Real Madrid en el Camp Nou. Bartomeu se aferra a un cargo para el que no fue elegido, sus enemigos toman posiciones en los medios de comunicación catalanes para generar la inestabilidad necesaria para forzar su marcha, pero el presidente se aferra al cargo como si se tratara de un clavo ardiendo después de haber echado al director general y al director deportivo. 

Luis Enrique, que ha perdido definitivamente los papeles, le ha querido abrir un expediente disciplinario a Messi. Y éste le ha demostrado quién manda en ese club. Le ha llamado la atención por no alinearle en Anoeta, ha discutido con público delante con él y con sus ayudantes y le ha desafiado ausentándose del entrenamiento de ayer. Xavi, Iniesta y Busquets han tenido que intervenir para poner paz intentando hacer entrar en razones al técnico para que entienda que en este Barça se hace lo que su estrella quiere y parece que el técnico asturiano se ha bajado los pantalones y ha tragado. Mientras tanto, se filtra que Luis Enrique tiene las horas contadas y que un ultimátum pende sobre él. No es difícil adivinar que Luis Enrique sólo superará el examen de Elche y Atlético si Messi se aviene a echarle un cable. Y si no se produce la paz de forma inmediata, Messi volverá a ser el futbolista apático que hemos conocido en los últimos años y los resultados sentenciarán al entrenador.

Este Barça es el Barça con el que sueña el madridismo. Con jaleos por todas partes. El caso de Messi y Hacienda,  la fiscalía investigando fraudes fiscales en el fichaje de Neymar, la  prohibiéndole fichar... Demasiado bonito para ser cierto. Aunque para hacer fichajes como el de Vermaelen o Douglas, al Real Madrid también le habría interesado que la FIFA perdonara al Barcelona y le dejara seguir contratando jugadores mientras los buenos de verdad se visten de blanco.



Triste pérdida la de Zubizarreta para el madridismo. Florentino Pérez pierde a su mejor aliado en el Barça.


Deja tu Comentario