2014-04-17 10:04 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid lo celebró por todo lo alto en La Cibeles



T. R.

Después de la fiesta en Valencia, el Real Madrid puso rumbo a Madrid para celebrar el título de la Copa del Rey con toda la afición que ya había organizado la fiesta en Cibeles en cuanto Mateu Lahoz pitó el final de partido. 



En cuanto llegaron a Barajas, pusieron rumbo al Santiago Bernabéu, donde ya había cientos de aficionados, para subirse a un autobus descapotable especial para la ocasión y poner rumbo a Cibeles. Escoltados por la Polícia, el autobús blanco llegó a una Cibeles rebosante de aficionados que gritaban y vitoreaban a los jugadores. 

"Sí, sí, sí, la Copa ya está aquí" gritaban los hinchas que veían como llegaba el autobús con los jugadores y la ansiada Copa. Todavía sin bajar del autobus los jugadores dieron varias vueltas a la fuente y uno a uno fueron llamados por su nombre para subir a la fuente para recibir los canticos de la afición. 

El último en subir fue Iker Casillas y, como ya es habitual, colocó a la diosa la bandera de España con el escudo del Real Madrid. Después de que los jugadores celebraran el título sobre la pasarela que había instalada alrededor de la fuente, a las cuatro y media volvieron a subirse al autobus para volver al estadio y de allí que cada uno siguiera la fiesta de forma personal. 




Deja tu Comentario