2011-08-18 14:08 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid mereció ganar la Supercopa



Pese a que el Barça fuese quien finalmente ha ganado la Supercopa de España, ya hemos podido ver que algo ha cambiado radicalmente en los Clásicos. Si en otras ocasiones desde la caverna mediática barcelonista sólo se hablaba en los días posteriores a los clásicos de que si el Barça había jugado mejor o de que si el Madrid sólo sabía jugar como un equipo pequeño, desde la prensa institucional culé se han quedado sin argumentos futbolísticos para defender el título conquistado por los hombres de Guardiola.
 
El Madrid ha demostrado durante la Supercopa ser un equipo capaz que disputarle la posesión de balón al Barça además de crear más ocasiones de gol. Sólo la mala suerte ha provocado que en estos momentos no estemos hablando del primer título blanco de la temporada. Ese equipo que había sido bandera del juego colectivo por encima de invidualidades sólo ha sido capaz de recurrir al genio de Leo Messi para ganar en el Camp Nou y demostrar así que si hay un equipo que necesita de individualidades para ganar ese es el Barça.

El Madrid ha sabido jugar como un auténtico equipo durante 180 minutos, demostrando que tiene una idea futbolística ya asentada. Ya a nadie se le olvidará esos primeros 45 minutos en el Santiago Bernabéu donde los hombre de Mourinho pasaron por encima del Barça como una apisonadora. Sin embargo, esa eficacia goleadora que siempre había caracterizado al Madrid desapareció y el Barça se amparó en  la suerte y en la efectividad para no caer derrotado con contundencia en el primer partido.

Si en la ida el Madrid fue muy superior al Barça, en el Camp Nou hubo tablas en cuanto a juego de ambos equipos. Nuevamente, los azulgranas demostraron tener una flor en el culo y lograron imponerse por la mínima por una genialidad de ese loco bajito llamado Leo Messi. Ese equipo del que dicen que es el mejor de la historia ahora resulta que sólo es capaz de ganar gracias a las individualidades. La historia empieza a cambiar y aunque a Supercopa ha sido de color azulgrana, el madridismo debe estar contento al ver que Mourinho ha encontrado el camino para derrotar al Barça. La temporada sólo ha empezado. Lo bueno todavía está por llegar.


Deja tu Comentario