2013-12-22 23:12 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid necesita el "comodín" del árbitro para estar a 5 puntos del Barça



Joan Tubau

Escandaloso el arbitraje de Fernando Teixeira Vitienes en el Valencia-Real Madrid. Eso de que la Liga se la puedan ventilar en un mano a mano el Barça y el Atlético de Madrid, los dos mejores equipos del campeonato, parece que no sienta bien en alguno de los sectores del poder futbolístico español. Interesa que después de los 15 puntos que el Barça, sin entrenador, le sacó al Real Madrid el año pasado, esta temporada los blancos cambien de registro y sean dignos rivales del campeón y eterno líder de la competición liguera. Y, en vista de lo visto, si pueden ser campeones, mejor.



Pero como el Real Madrid no hace méritos en el campo para ganar los partidos, necesita recurrir al "comodín" del árbitro. Y ahí siempre tiene al trencilla de turno dispuesto a echar una mano. Queda la incógnita de saber si aleccionado por las alturas o no, pero el resultado final siempre es el mismo. Y el "así, así, así gana el Madrid" se repite por todos los campos. Hoy ha sido en Valencia. Fernando Teixeira Vitienes ha impedido que el madridismo celebrara las Navidades a ocho puntos del Barça... y del Atlético. Que ya son dos los que dejan atrás al Real Madrid. Florentino Pérez haría bien enviándole un jamón. Se lo ha ganado más que sus jugadores.

Teixeira dio el segundo gol de Cristiano Ronaldo en un fuera de juego clarísimo. Concedió el tercero del Madrid en otro fuera de juego del jugador portugués, que intervenía en la jugada y la seguía, y se comió unas manos clamorosas de Xabi Alonso dentro del área en los últimos minutos. Sencillamente escandaloso. La influencia de sus decisiones en el partido ha sido decisiva. Fernando Teixeira Vitienes es el hermano de José Antonio, el colegiado que hace ahora dos años la lió también en un Valencia-Real Madrid porque no vio lo que vio todo el estadio, unas manos de Higuaín dentro del área.

Luego sale el simpático y soberbio portugués quejándose de que los demás se dedican a "robar, sólo robar". Si repasa su trayectoria y visiona los goles que marca, verá que en ellos hay mucho de trampa y de mentira. Entre penaltis que no son y suben al marcador y fueras de juego que no se señalan, este portugués agranda su leyenda a base de atracos. Hoy no salió de Mestalla haciendo el gesto del "robo" ni quejándose del "robar, sólo robar". El robado hoy no ha sido precisamente él. Y de eso sabe mucho.



Sencillamente, escandaloso. Lo que tiene que hacer el Real Madrid para seguir a cinco puntos del Barcelona y del Atlético. ¿Dónde estaría el Real Madrid sin el "comodín" del árbitro?


Deja tu Comentario