2011-12-22 13:12 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid no quiere repetir el ‘caso Neymar’



El club madridista tiene claro que con Mário Fernandes no se puede volver a repetir el ‘culebrón’ Neymar. El Madrid no quiere que el posible traspaso del lateral se dilate en el tiempo por lo que ha pedido al equipo brasileño una respuesta por la vía rápida. La primera oferta es de 15 millones, cifra que de primeras parecía interesante para el conjunto de Porto Alegre, pero que está intentando exprimir al máximo al conjunto merengue, como ha señalado el presidente de la entidad en sus últimas declaraciones: "Si alguien le quiere, tendrá que pagar por lo menos 25 millones. No queremos venderlo, pero además, por menos de 25 no habría ninguna posibilidad de que saliera del club". Este hecho no ha gustado en el seno del Real Madrid, que ha dado un ultimátum a la entidad brasileña para aceptar la primera oferta.

La entidad blanca tiene por seguro que no quiere entrar en el ‘tira y afloja’ al que están acostumbrados en el mercado brasileño. El Real Madrid ya cometió ese error el verano pasado intentando fichar a Neymar, hasta que Florentino se plantó y le dejó las cosas claras al jugador y al presidente del Santos.



El cuerpo técnico tiene claro que para afrontar la recta final de la temporada el fichaje del lateral es una prioridad debido a la reubicación en el campo de Sergio Ramos, que ha cumplido con creces en su nueva posición como central, pero estos también tienen por seguro que no hay que entrar en el juego del Gremio de inflar la valoración de Mario Fernandes solo por ser el Real Madrid.

El Madrid tiene claro que su imagen quedó bastante dañada por los dirigentes del Santos el pasado verano. Por lo que quiere andar con pasos de plomo en la operación que termine con Mario Fernandes en la capital de España. Uno de los primeros movimientos que quieren que se produzcan los dirigentes madridistas es que el jugador se pronuncie y presione a su club para intentar fichar por el Real Madrid. Así, la entidad merengue espera que este sea ágil y rápido en sus convicciones y ayude a que se pueda completar la operación, pero esta situación parece que no se producirá hasta el próximo 4 de enero, cuando Mário regrese de sus vacaciones.

El club madridista no es el único interesado por el jugador, sino que el CSKA de Móscú –próximo rival de los blancos en la Champions League-, Milan y Bayern de Münich también le quieren, algo que podría servir de excusa para encarecer el precio ofrecido por el Madrid. En los próximos días se seguirán conociendo novedades sobre su posible pase. 




Deja tu Comentario